Dos entrevistas a Sergi Puertas

Me llegan dos entrevistas descojonantes grabadas a Sergi Puertas, el autor de Subnormal (El Cobre) y Cómo destruir ángeles (Cahoba), novelas más que recomendables para seguidores del underground. La primera entrevista la tenéis en el perfil de Varaneurótika en Dailymotion, y la segunda la pongo aquí directamente:

Dos años mareando con este blog

Que sí, que ya van dos años haciendo el subnormal en internet. Ya me lo decían mis padres, que esa carrera no me serviría para nada.

Víctima del hastío de mí mismo, compendio las diez entradas que me parecen más interesantes entre la multitud inabarcable de memeces que he pergeñado. Por orden cronológico relativo a los últimos doce meses:

Monografía: Arthur Machen

Tolkien y Lewis, tal día como hoy

Las veintiséis palabras según Dolgopolsky

Entrevista exclusiva del Proyecto Seléucida a Joe Haldeman

Cómo no hay que escribir, I: Presentación

Entrevista del Proyecto Seléucida a Sergi Puertas

Entrevista de este blog a Robert Lozinski, autor de la novela La ruleta chechena

Entre Aldous Huxley y Richard Matheson

Defensa de la literatura griega en lengua española

Consejos para escritores, gentileza de Mamet

Fallo los Premios Seléucidas 2008

Último día del año y momento de entregar los Premios Seléucidas 2008, como también hice en 2007.

Las condiciones para que yo tome en consideración un libro son:

1. La primera edición del libro tiene que haberse puesto a la venta durante el año que hoy termina, y debo haber hablado de él en el blog.

2. Dicha primera edición tiene que serlo por parte de la editorial que lo publica, es decir, no tiene que ser la primera en sentido absoluto, excepto en la categoría de Mejor Autor, quien además debe estar vivo.

3. No puedo premiar obras que yo represente como agente o traductor, de modo que las cuatro que he publicado este año se quedan fuera; a saber: El desorden, de Juan Carlos Girauta (Belacqua); Viaje con Venus, de Ánguelos Terzakis (Rey Lear); Cómo destruir ángeles, de Sergi Puertas (Cahoba); y La ruleta chechena, de Robert Lozinski (Rey Lear). Además, elimino el premio a la Mejor Novela de un Autor del Proyecto Seléucida.

Por otro lado, quede patente este año mi reconocimiento a los premiados mediante la siguiente fotografía real de Godzilla:

Godzilla

[Godzilla destruyendo IKEA-Badalona]

Así, el palmarés queda como sigue:

Premios Seléucidas 2008 a la Excelencia

Litteraturæ Magister por toda una vida literaria: Richard Matheson (Allendale, Nueva Jersey, 1926; fotografía cedida por su agente americana)

Mejor Autor: William T. Vollmann, por Europa Central (Mondadori)

Mejor Compendio de Cuentos: Proyectos del pasado, de Ana Blandiana (Periférica)

Mejor Editorial: Alhena

Mejor Novela en General: El hospital de la transfiguración, de Stanislaw Lem (Impedimenta)

Mejor Novela Negra: La tercera virgen, de Fred Vargas (Siruela)

Mejor Otro: El profesor en la trinchera, de José Sánchez Tortosa (La Esfera de los Libros)

Mejor Traducción: Antonio Luis Golmar, por la traducción del inglés de El pintor de Cracovia, de Joseph Bau (Ediciones B)

Mejor Volumen: Las aventuras del buen soldado Švejk, de Jaroslav Hašek (Galaxia Gutenberg)

Premios Seléucidas 2008 a la Decadencia

Cubierta Más Espantosa: Un tipo de perfil con turbante y una máscara antigás como cubierta del libro El médico del tiempo, de Ann Benson (Grijalbo)

Novela Más Impresentable: El juego del ángel, de Carlos Ruiz Zafón (Planeta)

Peor Frase Publicitaria: “Aquéllos que amen las narraciones históricas ricamente ambientadas, la exporación llevada al límite y los thrillers con componentes médicos, disfrutarán con los libros de Ann Benson”, por el Boston Herald Sunday y reproducida en la contracubierta de El médico del tiempo, de Ann Benson (Grijalbo)

Foto de familia

Resumiendo el año, me saco una foto con los cuatro libros publicados en 2008, sea como agente literario sea como agente-traductor de griego moderno: El desorden, de Juan Carlos Girauta (Belacqua); Viaje con Venus, de Ánguelos Terzakis (Rey Lear); Cómo destruir ángeles, de Sergi Puertas (Cahoba); y La ruleta chechena, de Robert Lozinski (Rey Lear).

Recomendaciones literarias para Navidad 2008 y Reyes 2009

Ya ha pasado un año, parece mentira. A la carga otra vez con las fiestas. Compendio libros que he tratado bien durante los últimos cinco meses para quien esté harto de moverse a ciegas en las librerías, no sin recordaros que la semana pasada propuse específicamente literatura griega moderna, tan buena como ignorada.

Autobiografía: Los hechos, de Philip Roth (Seix Barral)

Clásico de la ciencia ficción: El increíble hombre menguante, de Richard Matheson (La Factoría de Ideas)

Cómic con cd de música compuesta por Beà y Sergi Puertas: La esfera cúbica, de Josep Maria Beà (Glénat)

Compendio de relatos: Cuentos, de Emilia Pardo Bazán (Lumen)

Ensayo acerca del sistema educativo español: El profesor en la trinchera, de José Sánchez Tortosa (La Esfera de los Libros)

La ganagora del XI Premio Francisco García Pavón de Narrativa: La ruleta chechena, de Robert Lozinski (Rey Lear)

La novela que inauguró la literatura checa contemporánea: Las aventuras del buen soldado Švejk, de Jaroslav Hašek (Galaxia Gutenberg)

La primera de Ánguelos Terzakis traducida al español: Viaje con Venus (Rey Lear)

La primera novela de Stanislaw Lem: El hospital de la transfiguración (Impedimenta)

La última novela de Sergi Puertas: Cómo destruir ángeles (Cahoba)

Literatura de viajes por África: Los reinos perdidos de África, de Jeffrey Tayler (Alhena)

Literatura de viajes por el Mediterráneo: Cerdeña y el mar, de D.H. Lawrence (Alhena)

Novela premiada por los libreros catalanes: Botchan, de Natsume Soseki (Impedimenta)

Poesía venezolana: Conversación con la intemperie (Galaxia Gutenberg)

Pushkin en el Cáucaso: El viaje a Arzrum (Minúscula)

Ruso recuperado: El sol de los muertos, de Iván Shmeliov (El Olivo Azul)

Vanguardia francesa: La mujer sentada, de Guillaume Apollinaire (El Olivo Azul)

Hoy se pone a la venta La ruleta chechena, de Robert Lozinski

La cuarta novela de este blog-agencia literaria ya está en librerías: La ruleta chechena, de Robert Lozinski (Rey Lear, dos imágenes en Flickr). Las tres anteriores son: El desorden, de Juan Carlos Girauta (Belacqua); Viaje con Venus, de Ánguelos Terzakis (Rey Lear); y Cómo destruir ángeles, de Sergi Puertas (Cahoba).

Por tanto, retiro el pdf con las primeras páginas. Ha tenido 96 lecturas en 108 días, lo que arroja una media de 0’88 al día.

Mañana publicaré la entrevista que he hecho al autor por vía digital.

Ofertas surrealistas en la Casa del Libro

Cuando buscas un libro en la Casa del ídem, su sistema informático te hace ofertas combinando el título buscado con otros (como en la Amazon y tantas otras tiendas digitales). No sé cuántos criterios hay, pero uno es por palabras clave. Y cuando busco Cómo destruir ángeles, la nueva novela de Sergi Puertas, la oferta que aparece es con El juego del ángel, la última memez de Zafón, por 44’5€. Se me ponen los pelos de punta. Deberían combinarla con las otras novelas de Puertas: Porque sí, Subnormal y Mindundi. Menudo desastre.

Entrevista del Proyecto Seléucida a Sergi Puertas

El Proyecto Seléucida entrevista a Sergi Puertas en ocasión de la publicación de su novela Cómo destruir ángeles (editorial Cahoba), cuyo agente literario es un servidor.

Pregunta: Ésta es tu cuarta novela después de Porque sí, Subnormal y Mindundi. Han pasado tres años. ¿Es más madura? ¿Algo similar a las anteriores? ¿O más bien una transición hacia algo nuevo que está por llegar?

Respuesta: Es en parte un experimento personal para ver hasta dónde llego tirando de lo que voy hilvanando, para descubrir si aún soy capaz de sorprender y de sorprenderme. Normalmente me pauto mucho, y hay por ahí algún amiguete y lector que lleva años diciéndome que me suelte, que mi mandanga resulta más interesante cuando me desvinculo de la trama y comienzo a largar. El argumento para mí es importante, a eso no he querido renunciar, pero me he dado más libertad que nunca y me he permitido ser un poco más payaso y un poco más gamberro. Es algo que no había hecho nunca y no descarto volver a hacerlo, pero en este sentido el libro es bastante distinto a todo cuanto he escrito, y también a las cosas que tengo a medio parir.

P.: ¿De dónde viene el título Cómo destruir ángeles?

R.: De un disco de Coil. El propio título es un poco como la música que hacen, siempre me ha gustado aunque no tenga claro qué quiere decir, pero por algún motivo se me quedó clavado ahí. Un buen día terminé esta novela y se me ocurrió que pegaba, que ahí había destrucción, que en algún momento los protagonistas habían sido puros, o al menos esa podía ser una de las conclusiones. Suena un poco solemne, especialmente teniendo en cuenta que luego el libro es más bien canalla, pero en ciertos aspectos está en las antípodas de lo cómico y me dio por hacer hincapié en eso, yo qué sé.

P.: Algunos dicen que eres el representante más fetén de la Barcelona underground.

R.: Representar no sé qué representaré, ni tampoco conozco esa Barcelona, pero underground lo soy un rato y la verdad es que jode. Porque claro, lo que de verdad me gustaría a mí es tener un montonazo de lectores, y de paso ganarme unos dinerillos con esto, pero mestoy pegando una jartá de pasar hambre.

P.: Te considero un especialista en mezclar, de modo muy hábil, el retrato piadoso del perdedor con la explotación máxima del frikismo que presenta tal figura arquetípica. ¿Recoges, en cierto sentido, el testigo dejado por Don DeLillo en la novela Ruido de fondo?

R.: Para nada. DeLillo es un escritorazo como la copa de un pino, pero él va por lo poético, por lo barroco, es un creador de atmósferas. La atmósfera a mí me importa mucho, pero tiendo a tirar únicamente de hechos y de monólogo interno, ahí es donde trato de crearlas, mediante el conflicto y la acción. Y supongo que será cierto que hay algo de friki y de perdedor en mis personajes, pero eso es porque creo firmemente que a cierto nivel todo el mundo está abollao, que bien lo que se dice bien de la cabeza no está nadie. Perder estamos todos perdiendo, por si no se había usted dado cuenta. El que se atreva a negarlo que se dé antes una vuelta por los geriátricos y los cementerios.

P.: Llegado este punto de tu carrera, ¿piensas que la industria editorial es una porquería? ¿Crees que el ciudadano medio se está volviendo más y más idiota? ¿O crees que quienes sostienen este tipo de afirmaciones no son más que fracasados que delegan culpas para no tener que encarar su posible ineptitud?

R.: Sí a todo.

Hoy se pone a la venta Cómo destruir ángeles, de Sergi Puertas

Por fin, tras numerosos retrasos, sale a la venta la tercera novela que represento en tanto que agente literario: Cómo destruir ángeles, de Sergi Puertas (editorial Cahoba). Hace cuatro meses que retiré el pdf de la pestaña superior de “Textos” porque pensaba que el libro se publicaría antes de agosto, pero por motivos ajenos a nuestra voluntad el lanzamiento se ha retrasado hasta ahora. De todos modos, os recuerdo que el inicio de la novela estuvo disponible 439 días, el número de descargas fue de 600 y la media de 1’3 lecturas al día.

Los más viejos del lugar conocéis el estilo del autor, muy distinto del de los otros dos que ya se han publicado gracias a este blog: Juan Carlos Girauta con El desorden (editorial Belacqua) y Ánguelos Terzakis con Viaje con Venus (editorial Rey Lear). De Sergi Puertas se puede decir que es la voz de la Barcelona underground.

En mi cuenta de Flickr tenéis las fotos y el vídeo que tomé hace unos días en la sede de Cahoba y durante el almuerzo posterior con Antonio Priante, el autor de la magistral El silencio de Goethe. Mañana os pondré el otro vídeo, el de la entrevista a Sergi Puertas, en Youtube.