Substitución de textos: salgo yo, entra José Sánchez Tortosa

Llevo tiempo esperando el momento ideal para colgar en la pestaña superior de “Textos” las primeras páginas de la novela Los dados, de José Sánchez Tortosa. Y es ahora, después de darle el premio al Mejor Otro y publicar la entrevista que le hice. De todos modos, tal como está el mercado español me va a costar Dios y ayuda encontrarle editor.

La novela es incómoda y dura. Individuos que han perdido el norte. El protagonista, adulto de largo, se acuesta con una menor en una relación más bien enfermiza con el consentimiento de otra mujer. Hasta aquí puedo leer.

Así, retiro mi relato Éxodo -1. Lo colgué el 22 de septiembre de 2008, de modo que ha estado disponible 114 días y ha tenido 70 lecturas, lo que arroja una media de 0’61 al día.

Anuncios

Estaré en Tesalónica durante la segunda quincena de mayo

En casa de unos amigos, para una boda y la Feria del Libro. La corbata sólo para la boda.

Finalmente, y a contrario de lo que dije hace unas semanas, la optimización del blog a la nueva versión de WordPress la haremos cuando haya regresado, en junio. Seguiré publicando cada día durante mayo y junio. No sé si la nueva versión, la 2.5.1, me permitirá seguir mostrando el título de mis entradas futuras en la barra lateral. Actualmente uso tal opción para que se vea de qué hablaré a lo largo de la semana, aunque el contenido aún no sea legible.

Substitución de textos: salgo yo, entra Ánguelos Terzakis

Ha llegado el momento de quitar el pdf de mi cuento La mujer de mañana. Lo colgué el 8 de marzo de 2008, de modo que ha estado disponible 47 días, lo han leído 82 personas y la media es de 1’7 lecturas al día.

Ahora vamos con Ánguelos Terzakis. El pdf que acabo de colgar en la pestaña superior de “Textos” tiene una introducción brevísima, de modo que aquí os pongo, como presentación alternativa, un texto que me he limitado a traducir:

“Ánguelos Terzakis nació en 1907 en Nauplia. Debutó en las letras con la colección de cuentos El olvidado (1925). En 1936 presentó en el Teatro Nacional su primera obra teatral, El Emperador Miguel. Dirigió las revistas literarias Pnoí [Espíritu], Logos [Palabra, Razón] y Epohés [Épocas], y en 1947 comenzó a colaborar con el periódico To Vima [El Paso] como asiduo articulista (1947-1979) y crítico teatral (1947-1965). Desde 1937 y durante muchos años desempeñó en el Teatro Nacional la función de Secretario General, Director Artístico, Director General, Director de Reparto y Director de la Escuela de Interpretación. Recibió el Premio de las Letras y las Artes de la Academia de Atenas (1969). En 1974 lo eligieron Académico. Murió en Atenas en 1979.

Su obra (novela, cuento, ensayo, crítica, traducción) llega, por ahora, casi a los cincuenta volúmenes. Crítico y ensayista brillante, así como gran estilista, Terzakis está entre los mayores escritores griegos del siglo 20º.”

Terzakis quizá sea mi autor griego favorito. Junto con otros como Myrivilis o Venezis perteneció a la Generación del 30, grupo de intelectuales de la izquierda ilustrada de la época (es decir, no prosoviética, o al menos así me consta). Su hijo, Dimitris, es músico de estilo centroeuropeo (nada que ver con Hatzidakis o Theodorakis), y si escribís su nombre en la Amazon aparecerán algunas de sus grabaciones.

Aclaración de la transcripción que uso: en griego moderno, la ‘z’ se pronuncia como en el vocablo inglés ‘zero’, el grupo ‘th’ como la zeta española y la ‘h’ es una aspiración más floja que la jota española.

Eso es todo por ahora. Viaje con Venus, en septiembre en librerías de la mano de Rey Lear.

Novedades a una semana del Día Mundial del Libro

El próximo miércoles 23 de abril, Sant Jordi o San Jorge (como se guste), se celebrará el Día del Libro, especialmente en Cataluña: libros con descuento para ellos, rosas para ellas (¿qué pasa? ¿que las mujeres no leen?). El lunes, cuando queden dos días, compendiaré algunas recomendaciones literarias. La prensa escrita ya está atiborrando sus suplementos literarios con libros de la más diversa índole (y muchos de calidad cuestionable), así que, como siempre, hilaré más fino con recomendaciones mínimas de calidad máxima.

Quiero hacer un breve inciso: he sufrido una vivencia de choque (en la terminología de Walter Benjamin) en el metro de Barcelona, al ver el anuncio de que ya existe ese espanto titulado La catedral del mar en formato de bolsillo. Primera, porque no sabía que no existiera aún; segunda, porque lo acaban de sacar para Sant Jordi, lo que significa que esperan vender muchos ejemplares. Y como el Mal vela por ellos, va a ser que sí.

Por lo que hace a los autores que colaboran con el Proyecto Seléucida en un aspecto u otro, sólo puedo dar noticias acerca de Juan Carlos Girauta, ya que la novela Cómo destruir ángeles, de Sergi Puertas, estará a la venta a finales de mayo, y Antonio Priante no va a fimar libros en ningún tenderete. Así, Girauta firmará ejemplares de sus libros (supongo que de todos, no creo que lo restrinjan a El desorden) en el puesto de Els Matins de TV3, en la Plaza Cataluña, a partir de las 12h. Yo estaré bastante lejos, en un colegio donde he organizado una conferencia con los editores de Rey Lear y Nórdica, seguida de la venta de libros a padres, alumnos y profesores.

Substitución de textos: sale Octavio Escobar, entro yo

Ha llegado el momento de descolgar el relato Himnos nacionales, del colombiano Octavio Escobar Giraldo, autor que colabora con el Proyecto Seléucida y que me cedió dicho cuento para que pudiera llenar un vacío momentáneo y mantener en tres el número de pdf gratis que ofrezco a quien quiera leérselos. Os recuerdo que Octavio publicó Saide, una magnífica novela negra, en la editorial Periférica.

El pdf de Himnos nacionales se colgó el 6 de octubre de 2007, de manera que ha estado disponible durante 154 días. Ha tenido 202 lecturas, lo que arroja una media de 1’3 al día.

Lo substituyo por otro de mis microrelatos (o microrrelatos, como prefiráis), La mujer de mañana. No me pongo a mí mismo por narcicismo sino para matar el tiempo hasta que introduzca a un peso pesado griego el mes que viene. Si mi cuento no os gusta, lo podéis rajar sin piedad. Sobreviviré.

Más cosas acerca del blog

Dado que ha habido movimentos, vuelvo con el top ten de las entradas más populares, clasificación visible en la barra lateral.

Se ha colado otra entrada dedicada a algunos de los autores que han participado o participan todavía en el blog (Juan Carlos Girauta, Sergi Puertas, Robert Lozinski, Alberto Torres Blandina y yo mismo), de manera que ya son seis de las diez. Impresionante. Dicha entrada ha quitado el sitio a la crítica del último libro de John Banville (firmado con el pseudónimo de Benjamin Black). No soy muy partidario de Banville, pero entiendo que la entrada que le dediqué aguantara tanto tiempo entre las diez primeras porque es un autor vivo que vende mucho. Lo que no entiendo es que siga ahí, después de tantísimo tiempo, la crítica a un libro como Llévame contigo, de M.J. Hyland, ni que esté todavía la dedicada a Stefan Zweig por su libro acerca de Brasil y no por su obra maestra Carta de una desconocida.

En otro orden de cosas, se me ha preguntado por qué escribo entradas tan cortas. Los motivos son múltiples. Primero, porque me cuesta escribir, al contrario de lo que pueda parecer. Segundo, porque prefiero pecar por defecto que por exceso. Tercero, porque cuanto más escribe uno, más posibilidades tiene de meter la pata. Y cuarto, porque no me gusta leer entradas muy largas en otros blogs. No es nada personal con nadie. Simplemente me cuesta concentrarme, de modo que me esfuerzo por transmitir mis ideas de manera inteligible y breve. Supongo que os va bien, ya que de otro modo no seguiríais por aquí.

Más. Os recuerdo que en la sección “Últimas entradas” de la barra lateral se pueden leer por avanzado los títulos de las entradas que publicaré en los próximos días, mas no los contenidos. Tales sólo devienen visibles en el momento de la publicación.

Para terminar, quiero que sepáis que mi amigo, el genio que hace posible la existencia digital del blog, y yo seguimos trabajando para mejorarlo. Somos conscientes de que hay asuntos pendientes. Y por cierto, ya se ha hecho público el nuevo Google Pagerank. El Proyecto Seléucida tiene un 3 de 10, una valoración magnífica en sólo siete meses de existencia. Gracias a vosotros.

Dos cosas acerca de este blog

Cómo sabéis, en la barra lateral disponéis de la clasificación automática de las entradas según la popularidad. Se muestran sólo las diez primeras, naturalmente. Mientras escribo estas líneas, la mitad del top ten se compone de entradas que hablan de algunos de los autores que colaboran o han colaborado conmigo, y cuyos inicios de novelas o cuentos completos están o han estado disponibles en PDF gratis en la sección de “Textos”: Juan Carlos Girauta y Sergi Puertas a día de hoy, y Robert Lozinski, Alberto Torres Blandina y yo mismo en tiempos pasados. Me alaga halaga que cinco de las diez que más os gustan se refieran a quienes intentamos proporcionar literatura de calidad en un mercado abyectamente rebosante de basura ignominiosa. Pero no deja de resultarme sorprendente que se lean más las entradas que escribo acerca de nosotros mismos que las que escribo acerca de determinados libros. Claro que entre las cinco restantes hay las entradas donde hablo de hitos como Imposturas intelectuales de Sokal y Bricmont, o de las peores novelas en lengua española en lo que llevamos de milenio, por ejemplo. Y eso también me alaga halaga. De manera que no sé a qué viene este párrafo si todo está en orden…

Por otro lado, en noviembre anunciaré las buenas noticias relativas a las novelas de Juan Carlos Girauta y Sergi Puertas. Ya queda menos…

Substitución de textos: salgo yo, entra Octavio Escobar Giraldo

Octavio Escobar es el autor de Saide, una magnífica novela negra colombiana que ya critiqué positivamente en este blog. El autor ha aceptado ceder momentáneamente uno de sus cuentos, Himnos nacionales (del libro De música ligera), para el Proyecto Seléucida. De este modo, puedo seguir ofreciendo nuevo material, siempre de calidad y de descarga gratis, disponible en la pestaña superior de “Textos”.

El texto que quito es mi cuento Uno, dos, tres, cuatro, colgado el 31 de julio y retirado hoy, 6 de octubre. En total, 68 días y 85 lecturas, lo que arroja una media de 1’25 por día.

El inicio de la novela de Juan Carlos Girauta pasa de las seiscientas cincuenta lecturas

El primer capítulo de la novela negra (vertiente asesino en serie) El desorden, de Juan Carlos Girauta, lleva ya más de seiscientas cincuenta lecturas.

En segunda posición está el inicio de la novela Cómo destruir ángeles, de Sergi Puertas, también catalogable como negra, ya que tiene como eje el asesinato de la madre del protagonista. Lleva trescientas diez lecturas.

En tercera posición está mi cuento Uno, dos, tres, cuatro, colgado sólo para matar el tiempo y llenar un vacío momentáneo, ya que mi intención es mantener siempre tres textos disponibles en lectura gratis en formato PDF. Obviamente, están en la pestaña superior de “Textos”.

El inicio de la novela de Sergi Puertas pasa de las trescientas bajadas

El inicio de la novela de Sergi Puertas Cómo destruir ángeles ha pasado de las trescientas lecturas. El primer capítulo de El desorden, de Juan Carlos Girauta, está en las seiscientas treinta y nueve. Y mi cuento Uno, dos, tres, cuatro, colgado para matar el tiempo y llenar un vacío momentáneo, está en las sesenta y tres lecturas. Los tres textos están disponibles en la pestaña superior de “Textos”, en formato PDF y descarga gratis.

Estoy cerca de poder dar buenas noticias acerca de la publicación en papel de esas dos novelas. Pero de momento, como no me gusta hablar hasta que se haya firmado un contrato, me callo.