Reseña de Calletania, de Israel Centeno

Hace algo más de cuatro años que la editorial cacereña Periférica publicó esta novela, de hecho original de 1992 en Venezuela. Como sabéis, que un volumen sea o no novedad editorial me trae sin cuidado, especialmente si se trata de literatura pata negra. Y tal es el caso que nos ocupa.

Periférica se ha dedicado a publicar, con criterio ejemplar, a autores hispanoamericanos desconocidos cuyo nivel narrativo y dominio de la lengua española en sus múltiples registros dejan en ridículo a tantos escritores españoles, estancados en la vulgaridad, la repetición y la Guerra Civil. Estoy hablando del costarricense Rodrigo Soto (Gina), del chileno Carlos Labbé (Navidad y Matanza), del colombiano Octavio Escobar (Saide) y del venezolano Israel Centeno (Iniciaciones), quien hoy nos ocupa con otra obra.

Centeno debutó en la novelística, que yo sepa, con Calletania y cuajó una obra brillante a más no poder. Lo de menos es el argumento (la deriva vital de ciertos personajes en la Venezuela de hace pocas décadas), y lo de más es su sentido de la narratividad, desbordante, acojonante, apabullante, rebosante de una cadencia verbal y de ciertos recursos (como el cambio de narrador sin previo aviso) que pocos pueden exhibir. El talento de verdad escasea más de lo que aparenta.

Centeno consigue, a mi juicio, algo de un mérito difícilmente calculable dada la complejidad de la ejecución: construir una novela estructuralmente postmoderna preñada de elementos claramente modernistas. Como muestra:

“En esta casa no quisiera hablar de amor. No quisiera hablar de amor porque siempre termino desdiciendo cada palabra y por eso le salgo al paso a Raiza, le digo que lea El Banquete, que allí está todo lo que se debe decir sobre el amor, que recuerde su Hamlet o cualquier obra de Shakespeare y encontrará las claves, hendiduras, pasajes secretos. ¿Y qué hacemos nosotros dos? Cumplimos un mandato primigenio de aparearnos, de afecto y posesión.”

Escandalosamente recomendable.

Anuncios

3 pensamientos en “Reseña de Calletania, de Israel Centeno

Los comentarios están cerrados.