Prestamistas en Singapur

En Singapur, cuando un crimen está sin resolver, la policía pone un cartel en plena calle. Hace meses colgué en el blog la foto de uno que informaba del robo de una bicicleta, algo que para los occidentales es muy inocentón, pero que da una idea de cómo funciona el país.

La sorpresa me la llevé el otro día cuando encontré éste en mi zona residencial:

Aquí tenemos un problema con los prestamistas ilegales, o más bien con los que recurren a ellos, normalmente gentecilla que necesita dinero urgente para pagar deudas de juego en casinos ilegales. El único casino legal que hay aquí, abierto cuando se legalizó el juego hace poco, está debajo del hotel Marina Bay Sands y pertenece al tipo que quiere construir el macrocomplejo en España:

Todo sobre terreno ganado al mar: tres torres con piscina a 200 metros de altura y parada de metro propia.

El acoso al cual se refiere el cartel policial no es nada del otro mundo: se te plantan en casa y te pintan en la pared “O$P$” (“Owe money, pay money”) para que lo vea todo el mundo. Lo curioso llega cuando te enteras de que aquí es delito tanto prestar como tomar dinero prestado, pero la policía sólo persigue a los loan sharks (tiburones del préstamo).

También me enteré, durante una excursión de dos horas en barco a Indonesia, que en las aguas internacionales cercanas a Singapur hay casinos flotantes conectados con las distintas terminales portuarias.

Para terminar, en el centro social del barrio, donde se dan cursillos de todo tipo, vi este anuncio:

Ahora que caigo, la madre de mi novia chino-malaya de hace seis años tenía un problema con el juego en casinos ilegales. Menos mal que la perdí de vista.

Anuncios

Un pensamiento en “Prestamistas en Singapur

Los comentarios están cerrados.