En el bar Catalunya de Singapur

Tal cual. Propiedad de un tipo de Hong Kong. No llevaba la cámara encima y la del móvil da pena si no hay mucha luz, así que volví al día siguiente para sacar algunas fotos:

El local es el ovni fashion del centro. Parte del personal es español, lo que no deja de sorprender dado que por regla general el servicio en Singapur es filipino. Me tomé un Gaudí Mojito. En serio. 21$, unos 12€. Me lo sirvió un chino que me preguntó en catalán si quería cenar con él. Quiero pensar que es la única frase que sabe y que la va repitiendo a todo cliente catalán para hacerse el simpático. Pero lo más sorprendente es que cuando me preguntó si quería pagar inmediatamente o al cabo de un rato (por si me tomaba algo más), y le respondí que inmediatamente, añadió en broma y con sorpresa fingida si de verdad soy catalán. Es decir, que alguien le había hablado de la tacañería catalana.

A destacar, como si fuera una sorpresa, que frecuentan el local esas mujeres asiáticas que te sonríen y se te quedan mirando fijamente durante unos segundos que se te hacen eternos. No diré que sean SPG (Sarong Party Girls, que se traduce libremente por “bellezas en busca de hombre blanco”), pero desde luego no se afanan por no parecerlo.

Y un vídeo para terminar. El tejado del ovni es un espacio público de acceso libre. Tal es la vista:

Anuncios

2 pensamientos en “En el bar Catalunya de Singapur

  1. Pues el Chef que han contratado, Alain Devahive, es un gran amigo mío, catalán de padre belga, culé fervoroso y excepcional cocinero. Cada día conozco más gente en Singapur, tendré que darme una vuelta…

Los comentarios están cerrados.