Αγεωμέτρητος μηδείς εισίτω

Es decir, que no entre nadie sin conocimientos de geometría. Tal era la inscripción en la entrada a la Academia de Platón, donde se trabajaba mentalmente, sin elaborar matemáticamente por escrito, dado que eso habría equivalido a insultar a las formas puras del mundo inteligible. El movimiento platónico, como el pitagórico, tenía de secta mucho más de lo que se cree, al menos en vida de ellos.

Todo eso me ha venido a la mente mientras leía Adventures of a Mathematician, la autobiografía del celebérrimo Stan Ulam:

“The world of mathematics is a creation of the brain and can be visualized without external help. Mathematicians are able to work on their subject without any of the equipment or props needed by another scientists. Physicists (even theoretical physicists), biologists, and chemists need laboratories—but mathematicians can work without chalk or pencil and paper, and they can continue to think while walking, eating, even talking. This may explain why so many mathematicians appear turned inward or preoccupied while performing other activities.”

Anuncios

4 pensamientos en “Αγεωμέτρητος μηδείς εισίτω

  1. En efecto, el mundo de las matemáticas es una creación, o mejor, una exploración del mismo cerebro humano. Schopenhauer lo expresaba muy gráficamente diciendo que la labor del matemático es como la del gato que juega con su cola.

  2. En la carrera ya discutíamos este tema, especialmente porque no existe un Nobel de matemáticas, debido a que nunca ha sido considerada como “práctica” para el desarrollo tecnológico y social. La conclusión más o menos unánime es que, aunque sea llamada así, las matemáticas no son una “ciencia” porque no es empírica, denominador común de las ciencias “per se”, sino una rama de la filosofía, aunque a muchos filósofos tal idea puede causarles un soponcio, supongo.

  3. A ver, en realidad la filosofía, al menos tal como la conocemos hoy, aparece a partir de las matemáticas con Pitágoras.

    La postura tradicional (aristotélica) es que las matemáticas son una ciencia mientras que la medicina, por ejemplo, es un arte. La razón estriba en que las artes (carpintería, etc) requieren experiencia. Nadie se fía de un médico de 26 años. En cambio, casi todos los matemáticos han dado lo mejor de sí antes de cumplir los 30.

Los comentarios están cerrados.