Anteayer falleció Hans Keilson

Retoco, corto y pego lo que me llegó ayer de la editorial Minúscula:

Hans Keilson nació en 1909 en Bad Freienwalde, Alemania. Estudió medicina y educación física en Berlín. En 1933 debutó literariamente con la novela Das Leben geht weiter [La vida sigue], una obra autobiográfica sobre la vida de un joven tras la Primera Guerra Mundial, aparecida en la editorial Fischer y poco después prohibida por los nazis. En 1936 emigró a Holanda y durante la ocupación alemana trabajó como médico para el movimiento de resistencia. Tras la liberación fue cofundador de una organización de ayuda para huérfanos judíos. Sus propios padres habían perdido la vida en Auschwitz. Formó parte del Departamento de Psiquiatría Infantil de la Clínica Universitaria de Ámsterdam y entre 1986 y 1988 fue presidente del centro del PEN para escritores de lengua alemana en el extranjero. Keilson nunca regresó de su exilio y vivió en Bussum, donde ejerció como psicoanalista hasta poco antes de su muerte.

A pesar de la publicación de La muerte del adversario en 1963 en Estados Unidos ―considerada por Time Magazine como una de las diez novelas más importantes del año, junto a autores como Nabokov, Faulkner, Borges, Philip Roth o Shirley Jackson―, su obra, que incluye varias novelas, ensayos y poesía, sólo ha merecido un gran reconocimiento en los últimos años. Su amigo Paul Celan, por ejemplo, intentó sin éxito encontrarle un editor en los años sesenta. Ya en 2005 la Academia Alemana de Lengua y Poesía le otorgó el Premio Johann-Heinrich Merck. En 2007 recibió la Medalla Moses Mendelssohn, en 2008 el WELT Literaturpreis por el conjunto de su trabajo, y en 2010 fue finalista del National Book Critics Circle Award.

La muerte del adversario (1959) y Una comedia en tono menor (1947), ambas publicadas en editorial Minúscula en 2010 y 2011, han sido aclamadas unánimemente por lectores y críticos literarios de todo el mundo. En agosto de 2010, el New York Times calificó a Hans Keilson de “genio”, y lo definió como “uno de los mejores escritores del mundo”.

Vitalista incansable, trabajó hasta el último momento. A principios de este año acabó su libro más reciente, el volumen de memorias Da steht mein Haus [Allí está mi casa], aparecido en alemán y neerlandés hace pocas semanas, y que editorial Minúscula publicará en 2012.

Su peculiar literatura, donde aúna su sabiduría narrativa y sus conocimientos psicoanalíticos, ofrece una interesantísima y original reflexión sobre la condición humana.

“Los libros pueden reeditarse. Al fin y al cabo, siempre quedan los ejemplares de archivo. Las personas no.” Hans Keilson

Anuncios