Discoteca a 280 metros

Una griega con quien he trabado amistad recientemente celebró su cumpleaños en la discoteca, por no usar anglicismos como night club, más alta de Singapur. Se trata de 1-Altitude, nombre simpático para algo que está a 280 metros sobre el nivel del mar. Demostración:

[El edificio a la izquierda parece un robot gigante con ojos.]

Que la disco esté en la azotea de un banco no deja de tener su aquél. El edificio es el OUB Centre, en el complejo One Raffles Place. Llegué solo y no sabía por donde meterme. Pregunté al vigilante nocturno que estaba de guardia y me señaló un ascensor donde ya había seguratas. Noté que el pobre hombre estaba cansado de tener que repetir las mismas indicaciones cada noche, pero esto es lo que hay.

[Vista del hotel Marina Bay Sands (las tres torres con la piscina en el techo), el casino (los edificios azules), el ArtScience Museum (la alcachofa, para que nos entendamos) y el Singapore Flyer, para dar más vueltas que un tiovivo; en el Marina Bay Sands tenía su restaurante el chef catalán Santi Santamaria, fallecido en Singapur el mes pasado de un ataque al corazón.]

El primer ascensor te lleva hasta la penúltima planta, la diez mil o algo así. Una vez arriba, decides cuál será tu primera consumición antes de entrar, pagas y subes a otro ascensor que te eleva una planta más arriba. Y ya estás en el cielo. En cualquier lugar de Europa te desvalijarían la cartera si quisieras entrar en una disco como ésta, pero aquí te cobran 15$ (8€) con consumición incluida. Casi me sentí culpable. Cené una pizza decente y me tomé un whisky (un dedo, lo normal fuera de España) por otros 15$.

[Tirando de zoom a tope: barquitos pasando la noche mientras esperan autorización para atracar, en el buen sentido.]

La música es el mainstream actual y el ganado está que se sale, como se insinúa brevemente en el vídeo que he colgado en Flickr. El vídeo más largo es para Youtube:

Anuncios

Un pensamiento en “Discoteca a 280 metros

Los comentarios están cerrados.