Estamos rodeados

Aunque estés en Singapur, verás lo mismo:

Los mismos anuncios depresivos y la misma estética de plástico, pero aquí con chinos. Póngame lo que haiga.

Anuncios