Touchdown en Singapur

Por primera vez en mucho tiempo escribo una entrada en directo, es decir, no programada. Ya tenía ganas.

Pues sí, las azafatas de Singapore Airlines tienen la fama merecida. Eso lo primero.

Pero vayamos por partes, que me queda media hora de internet en el hotel (2 horas, 5S$). El avión hace escala en Milán para que suban italianos, de manera que te dedicas a estirar las piernas por el pasillo una hora. Desde luego, no saldría a cuenta un vuelo diario directo desde Barcelona porque no se llenaría ni por asomo.

Durante todo el trayecto tuve dolor de cabeza, algo normal en mis viajes, de modo que no pude leer. En la pantalla intenté ver Anatomía de un asesinato, de Preminger, pero no estaba de humor para algo serio con el ruido de los motores y terminé viendo Prince of Persia y la nueva peli de El Equipo A. La primera es para ejecutar a todos los responsables, y la segunda tiene momentos hilarantes.

Anécdota de cómo funciona este país (me refiero a Singapur). Cuando estaba esperando la maleta, quería tirar un papel pero no veía ninguna papelera. Le pregunté a uno de los dos funcionarios que no quitaban ojo a los que estábamos allí (hay pena de muerte por tráfico de drogas) y, para mi sorpresa, extendió ambas manos hacia mí con una reverencia y me pidió que se lo diera porque lo tiraría él. Aluciné. Efectivamente, se lo di y lo tiró.

Los jefes me estaban esperando para llevarme al hotel. Me dijeron que en noviembre la empresa nos llevará a Tailandia con los gastos pagados para fomentar el espíritu de equipo. Siempre he pensado que eso eran tonterías, pero de pronto he cambiado de opinión. Rectificar es de sabios.

Esto es todo por el momento, o al menos todo lo que me viene a la mente. Cuando pueda, más.

Y la primera foto ya se ve en la barra lateral.

Anuncios

2 pensamientos en “Touchdown en Singapur

Los comentarios están cerrados.