Infanticidio en el paraíso

Segundo de los tres artículos originalmente destinados a Factual:

Ni que sea sólo porque no hay derechos intelectuales sobre esta obra maestra, resulta inexplicable que La asesina aún estuviera inédita en lengua española cuando en catalán ya había dos traducciones disponibles. Y es que su autor, Aléxandros Papadiamandis (1851-1911), lleva un pico de años muerto. Menos mal que Laura Salas y Periférica, traductora y editorial respectivamente, se pusieron manos a la obra.

El novelista nació en Skiathos, isla del archipiélago de la Espóradas. Hijo de pope ortodoxo y miembro de una familia numerosísima, intentó entrar al servicio de Dios pero vio que no era lo suyo. Estudió algo de Filosofía en Atenas y regresó desolado a su terruño, donde pasaría el resto de su vida encerrado en sí mismo, traduciendo del inglés y del francés para amigos editores, bebiendo sin control y sumido en una pobreza extrema típica de esos lares a la sazón. Nada que ver con lo que sucede hoy día en las islas griegas, paraísos de playas y de farras nocturnas para los turistas de todo el mundo. Por ende colijo que, aunque en otro sentido, lo del alcohol no ha cambiado demasiado.

En esta edición, La asesina no llega a las 200 páginas, mas no por eso deja de ser una obra descomunal de densidad psicológica admirable. Papadiamandis se mete en la cabeza de la vieja desequilibrada y nos muestra diáfanamente los desvaríos, llenos de una lógica enfermiza, que la impelen a matar niñas. Dijo no sé quién que el primer asesinato siempre es el más difícil, y que el problema llega cuando se le coge el gusto. Pues bien, los giros de la narración encarnan a la perfección la caída libre de la protagonista. Sin embargo, hay que añadir que la oscuridad irreal del texto tiene su luz en la vida misma. Es posible que nuestro hombre no se basara en unos sucesos específicos, pero parece claro que se inspiró en prácticas de la época, y que conocía el percal.

Nadie es profeta en su tierra, y Papadiamandis no fue una excepción. Ya en su momento generaba divisiones en el mundo literario helénico: su narrativa era radicalmente contemporánea, pero se expresaba en cazarévusa, no en griego moderno. De ahí que no pertenezca a la literatura griega moderna propiamente dicha por más que sea un punto de referencia en el canon moderno-contemporáneo griego. No obstante, poco importa a estas alturas la lengua vehicular. Lo reseñable es que el genio isleño ya está entre nosotros, y con él su asesina, tan odiosa como literariamente indispensable.

Anuncios

2 pensamientos en “Infanticidio en el paraíso

  1. Una vez más, tus recomendaciones de literatura griega han dado en el clavo. Novelón!!
    ¿Cómo queda este tema?. I meant the greek novels?
    Frpm london cold and pale, regards…

  2. En Barril & Barral no parece que vayan a cumplir su palabra de traducir a Terzakis. Ni siquiera hemos firmado contrato. Pero estoy pendiente de otra cosa, que llevará su tiempo porque a finales de septiembre ya me trasladaré a Singapur.

    En Londres, tú sí que sabes…

Los comentarios están cerrados.