La inundación, de Evgueni Zamiatin

A Zamiatin ya le dediqué varias entradas, no hace mucho, a propósito de la novela Nosotros. Ahora acaba de salir la traducción de La inundación, novela corta inédita en lengua española, gracias a Marta Rebón y la editorial Alfabia.

Reconozco sin rubor que me ha gustado mucho más esta obra menor que su gran clásico distópico antes citado. El motivo es que Nosotros no ha envejecido bien, mientras que La inundación brilla en todo su esplendor y destila una mala uva sin fecha de caducidad.

Aquí no he percibido la influencia de Gógol sino la de Dostoyevski e incluso la del Poe de El corazón delator, aunque dudo mucho que este último estuviera en la biblioteca de Zamiatin. A grandes rasgos, tenemos a un ruso borrachín, a su mujer aparentemente estéril y a una huérfana que irrumpe no con un pan sino con la tragedia bajo el brazo.

Para terminar, aconsejo leer el prólogo como epílogo, dado que alguien tuvo la pésima idea de explicar la trama con demasiado detalle. A mí me da lo mismo, pero a un lector que compre el libro por puro placer le sentará como una patada en el páncreas.

Anuncios

2 pensamientos en “La inundación, de Evgueni Zamiatin

  1. No es el único libro al que le sobra el prólogo. Muchas veces, cuando comienzo a leer uno y el prologuista lo que hace es contarte lo que vas a leer enseguida, automáticamente me lo salto y voy directo al grano. ¿A quién no le fastidia que le conten el final de una película?

  2. El prólogo tiene su razón de ser en los textos no narrativos, y el epílogo en los narrativos. Sin embargo, a casi nadie se le ocurre escribir epílogos en narrativa porque se cree, erróneamente, que es anticomercial y que el lector no se molestará en leerlos. Nada más lejos de la realidad.

Los comentarios están cerrados.