Relatos de Kolimá III, de Varlam Shalámov

La editorial Minúscula, de nuevo en traducción de Ricardo San Vicente, nos presenta a Varlam Shalámov (Vólogda, 1907-Moscú, 1982) y sus cuentos desde el infierno gélido de los campos de concentración soviéticos. Con este volumen, subtitulado El artista de la pala, llevamos tres de los seis. El drama seguirá.

Esta vez tenemos veintiocho relatos en casi 500 páginas. Continúa llamando la atención la falta de compañerismo entre presos. Y es que se hacía lo que fuera por sobrevivir, de modo que el peligro mayor no provenía de los guardias sino del resto de condenados, como el narrador vivió en sus propias carnes.

El noveno relato merece una mención aparte, toda vez que se intitula “RUR”, como la obra teatral de Karel Čapek. Shalámov genera un paralelismo entre la Compañía de Régimen Intensivo (RUR en ruso, o Rota Usílennogo Rezhima) y la pieza del checo, que trata de robots que suplantan a la especie humana. A vueltas con la deshumanización de los presos en esas condiciones, señala:

“No, no éramos robots. En la insensibilidad metálica de los robots hay algo de humano.” [Página 97.]

La traducción es buena, aunque se nota que la lengua materna de San Vicente es el ruso. No en vano nació allí.

Anuncios

3 pensamientos en “Relatos de Kolimá III, de Varlam Shalámov

  1. Continuaremos con la lectura. Espero que este tomo sea más interesante, porque el segundo me costó más de leer que el primero. De todas formas las narraciones de Shalámov son estremecedoras.

  2. Me erizó la piel y heló la sangre el primer volumen pero el segundo me dejó algo destemplado. Espero que con el tercero siga la descripción del gran Shalamov. Después de todo, uno no queda indiferente al leerlo.

Los comentarios están cerrados.