I Kan’t

Vuelvo a la última de Fred Vargas, Un lugar incierto (Siruela), protagonizada por el comisario Adamsberg. Otro pasaje me ha hecho gracia:

“Adamsberg iba a cenar a su casa dos o tres veces al año, bien fuera para resolver algún asunto, o para escucharlo glosar, tendido en un canapé raído que había pertenecido a Lampe, el ayuda de cámara de Emmanuel Kant. Weill le contó que, cuando Lampe se quiso casar, Kant lo echó, con su canapé, y colgó este mensaje en la pared: ‘Recuerda olvidar a Lampe’. A Adamsberg lo dejó asombrado, porque él habría escrito más bien: ‘Recuerda no olvidar a Lampe’.” [Página 135; traducción de Anne-Hélène Suárez.]

Y digo yo: ¿por qué Emmanuel cuando se llamaba Immanuel?

Anuncios

4 pensamientos en “I Kan’t

  1. ¿Y por qué Julio Verne, si se llamaba Jules? La diferencia, claro, es que en español no existe Emmanuel, sino Emanuel.

Los comentarios están cerrados.