Vacío perfecto, de Stanisław Lem

La editorial Impedimenta, después de publicar con tanto éxito la primera novela de Stanisław Lem (El hospital de la transfiguración), se ha lanzado por la tetralogía “Biblioteca del Siglo XXI”: Vacío perfecto, Magnitud imaginaria, Golem XIV y Provocación.

Esta tetralogía, para decirlo a las claras, no es propiamente narrativa sino una cosa tan genial como rara y de reminiscencias borgeanas. El primer volumen que hoy nos ocupa consiste en una serie de artículos largos acerca de libros y autores inexistentes, todo sazonado con un toque delirante propio de un Lem que se dejó ir sin miramientos. De hecho, la primera reseña es de Lem a sí mismo, mas haciéndose pasar por otro. Y como colofón, el discurso ficticio de aceptación de no sé qué Premio Nobel por parte de un tipo igual de ficticio.

La introducción es del escritor Andrés Ibáñez (Madrid, 1961), y la traducción es la que Jadwiga Maurizio hizo en 1981. Su calidad justifica que la obra no se haya traducido de nuevo. Sin embargo, algunos detalles se deberían haber cuidado más, como el uso de la expresión incorrecta “en base a”. Pero tampoco nos vamos a enfadar por eso.

Anuncios

Un pensamiento en “Vacío perfecto, de Stanisław Lem

Los comentarios están cerrados.