Destinos intermedios, de Octavio Escobar

Hace tres años que Octavio Escobar (Manizales, Colombia, 1962) irrumpió en el mercado español con Saide, una novela negra ejemplar publicada por Periférica. Ahora nos llega Destinos intermedios, su siguiente maravilla literaria publicada también por Periférica.

Esta vez, Escobar ha optado por construir un relato que no tiene un protagonista claro sino que presenta un tejido de historias de violencia colombiana entrelazadas. Sorprendentemente, en una de ellas volvemos a encontrar a Saide, el bellezón cuyo destino, como el de los demás, será intermedio a causa de la mala fortuna. Y es que uno no siempre llega a donde se había propuesto, sobre todo en Colombia.

Literariamente el autor da otra lección de lengua viva y palpitante. Otra vuelta de tuerca en la carrera de un primera fila que, no en vano, es profesor de literatura en la Universidad de Caldas y ya ganó en 1998 el Premio Nacional del Ministerio de Cultura de Colombia. Lectura imprescindible para cualquier aficionado a la novela negra que no tenga un sentido de la narratividad estrictamente ligado a la forma clásica.

Anuncios