Siempre se puede empeorar

Uno sospecha que ciertos mensajes con novedades indeseables de la editorial Esencia le llegan porque un sujeto desequilibrado que trabaja en el Grupo Planeta, y que me odia hasta el punto de insultarme en privado, ha pasado a las responsables de prensa mi correo electrónico en este blog (público, por otro lado, en la pestaña superior de “Quiénes somos y qué hacemos”). Lejos de interpretarlo como un intento más de sabotaje, me ha hecho un favor porque estoy al corriente de la pseudoliteratura más descojonante que hay en el mercado. Por ejemplo, otro desquiciamiento de Kresley Cole (y está buenorra la tía) catalogado como “Romántica paranormal”. Del segundo adjetivo no cabe duda. La novela es Hambre de ti y la sinopsis, absolutamente hilarante y llena de puntos suspensivos puestos con el culo, va como sigue (negritas mías):

“Desde que sus hermanos lo convirtieron en vampiro en contra de su voluntad [luego hablan de los valores familiares, para que te fíes], Sebastian Wroth ha vivido aislado y consumido por el rencor. Su vida no tiene ya ningún sentido, y su único y verdadero anhelo es morir… hasta que Kaderin, una exquisita valquiria [¿¿perdón??], entra en su castillo con la intención de asesinarlo.

Una criatura despreciable le arrebató a Kaderin lo que más quería en la vida. Para superar el dolor, ha conseguido eliminar de raíz todas sus emociones; sin embargo, su odio hacia la horda de los vampiros aumenta cada día que pasa. Su sed de venganza pretende acabar con todos ellos, pero la presencia de Wroth consigue despertar en su frío corazón sentimientos muy apasionados… [uau, qué fuerte… … un momento… … que pongo… … más… puntos sus… pensivos… …]

¿Qué hará si debe elegir entre recuperar a su familia y conservar el amor de Sebastian? [no sé, y casi que prefiero no imaginármelo]

Cada día estoy más convencido de que alguien debería escribir una tesis doctoral acerca de lo más sórdido de la literarura de aeropuerto. En cualquier facultad de Filología se aceptaría sin dudar. Y es más, ahora que puedo, gozaría lo que no está escrito dirigiéndola o formando parte del tribunal.

Anuncios

9 pensamientos en “Siempre se puede empeorar

  1. Me haría mucha ilusión conocer a alguien que paseando por una librería, viendo el libro y leída la contraportada dijese, ¡este libro me lo compro! y se dejase los veinte euracos que costará.

  2. Cuando me paseo por la FNAC y similares, donde hay sección de Romántica a todo color y en letras grandes, percibo cierta discrección impostada en las señoras (suelen serlo) que se acercan a las estanterías. Es como el que se mete en la sección de porno del videoclub esperando que nadie mire.

  3. Servidor tuvo hace años el placer de traducir una de estas novelas “románticas paranormales”. La autora era Nina Bangs y la experiencia fue inefable, se lo recomiendo a todo el mundo al menos una vez en la vida…

  4. Transmitiré tus inquietudes estéticas al lector que aparece en los vídeos, pero lo veo difícil: es novedad editorial y vale 18€. Cualquiera se deja eso en aquello cuando, por un poco más, te compras una botella de Tomatin.

Los comentarios están cerrados.