Señales que precederán al fin del mundo, de Yuri Herrera

Ésta es la segunda novela que Yuri Herrera (Actopan, 1970), licenciado en Políticas por la UNAM, lanza con la editorial Periférica. Por lo que leo, vuelve a reflejar el México actual de una manera más que personal.

Señales que precederán al fin del mundo es una obra exacta, cautivadora y rara. Exacta porque tiene la duración precisa para contar lo que quiere contar sin marear al lector (123 páginas en esta edición); cautivadora porque la atmósfera que el autor recrea deja volar la imaginación del lector; rara porque Herrera se salta convencionalismos y se la juega con un aire experimental muy estudiado y en absoluto fortuito tal que así:

“¡Pélese!, dijo Chucho. Makina se movió hacia él porque aunque comprendió que le hablaba a ella pensó que le pedía ayuda, debía estarle pidiendo ayuda, Makina no estaba acostumbrada a que la gente le dijera Huye.” [página 56]

Makina es la protagonista, que pasa ilegalmente a los Estados Unidos para encontrar a su hermano, de quien la familia lleva demasiado tiempo sin recibir noticias. El destino del hermano es una vuelta de tuerca sorprendente en una novela que no apuntaba en esa dirección, dado que su gracia parecía residir únicamente en su forma y viveza. El futuro de Yuri Herrera promete.

Anuncios

Un pensamiento en “Señales que precederán al fin del mundo, de Yuri Herrera

  1. Coincido con cualquier comentario positivo sobre este libro, en verdad, una novela excepcional y muy original. Tiene razon elena poniatowska en decir que “basta leer dos paginas, una, de este libro, y no hara falta mas: ya no podra escapar ningun lector de esta historia fabulosa…” Pero lo que no dice ella y no he oido decir a ningun critico es que la trampa de Yuri, no esta en su urdir de tramas o misterios, sino en el estilo, puro estilo de escribir. Te atrapa el sentimiento de curiosidad que despierta su estilo, queriendo encontrar en las siguientes paginas que forma original tendra al escribir. Es decir, su trampa es su escritura. Escritura pura.

Los comentarios están cerrados.