Pies de barro

Es descorazonador que editoriales pequeñas y con buenos criterios literarios estén despidiendo personal debido al desplome aterrador de las ventas. También lo es que me lo comuniquen con eufemismos en lugar de decirlo claramente: la jefe de prensa no se va sino que la echo, muy a mi pesar, porque ya no puedo pagarle los 1000€ netos al mes que cobra. Las cosas claras. No hace falta inventarse nada, ya sabemos que esto se ha ido a la mierda. Nadie va a pensar que el editor es tan malvado que tiene orgasmos al despedir a alguien.

Además, leo en La Flecha que PRISA vende a toda eadem el 25% de Santillana. Hay que ser el peor gestor de la Vía Láctea para que se te hunda el negocio cuando tienes un monopolio. Si es que no es puede ir así por la vida…

Me llega por otro lado que Planeta la defecó con la compra del segundo grupo editorial francés, Editis, y que se les está atragantando muy peligrosamente. No creo que sea cierto, pero si lo es, sólo quedará decir que se lo merecen por ir gastándose el dinero así cuando pagan la miseria de 800€ netos al mes a personal que lleva 25 años en la empresa. Tampoco se puede ir así por la vida. Siempre he dicho que lo que IKEA es a los muebles, Planeta lo es a los libros. QED.

Anuncios

6 pensamientos en “Pies de barro

  1. El 14% es el mínimo. En algunos casos se ha ido al 30%. Están retrasando las novedades para sacar menos libros a la vez porque los libreros se han sublevado. Este mes de septiembre las devoluciones de libros no vendidos han llegado a la estratosfera. Eso me lo dijo un editor que ahora tiene 4 meses de paro, y luego verá cómo paga el colegio de sus hijas. Todo fluye. O según el dicho griego moderno, la rueda girará y la suerte cambiará.

  2. Me parece que la crisis está haciendo evidente la decrepitud y lo cutre del negocio editorial, que no volverá.

    No estoy de acuerdo con lo de Planeta e Ikea, porque Ikea ofrece soluciones a necesidades reales y Planeta no. Por eso Ikea prevalecerá (a no ser que en el futuro se pueda descargar la silla slofotenj por la mula).

    Digo lo de siempre. Estamos en el momento más apasionante de la historia de la literatura.

  3. Matiz
    Ikea, cuando tiene productos defectuosos, los pone de saldo y lo advierte. También tiene una gradación de precios acorde a la calidad. Las editoriales del grupo Planeta, no. Te venden igual un libro bien que mal traducido, que ha pasado dos correciones, o una o ninguna, al mismo precio y sin advertencias.

Los comentarios están cerrados.