Cerebro masculino y cerebro femenino (dicen algunos)

No, no es una entrada acerca del innegable placer que experimentan los zombis cuando le comen la cabeza a alguien, sino una que quizá caiga en la categoría de antropología literaria. De lo más trillada, por eso. Nada novedoso.

En un capítulo de Black Books, serie descacharrante cuyo protagonista es un irlandés alcohólico que tiene una librería cutrísima en Londres, una parejita feliz le pide consejo literario. Él, con su mala leche característica, agarra dos libros y se los enchufa diciendo que uno le gustará a ella porque es muy emotivo y el otro le gustará a él porque tiene trama (es decir, “suspense”).

Los que me conocen saben que no creo que esas divisiones sean una realidad ligada a la naturaleza sexual. Con todo, uno de mis amigos, griego neurólogo de quien ya os he hablado, insiste en que no puede leer una novela que no tenga suspense. Y no me refiero al suspense de Crimen y castigo sino al de Dan Brown. Curiosamente, otro amigo griego, escritor de novela histórica de cierto éxito en su país, dice lo mismo pero dando un sentido más amplio a la palabra “suspense”. Para él, la novela histórica bien escrita es la cumbre del suspense, más incluso que la policíaca.

Por cierto, las tres temporadas (18 capítulos, creo) de Black Books corrían gratis por internet hasta no hace tanto. Imagino que aún continúan por ahí.

Anuncios

4 pensamientos en “Cerebro masculino y cerebro femenino (dicen algunos)

  1. Hombre, Crimen y castigo es suspense psicológico, no de acción. Si no puede soportar a un personaje que se debate entre la cordura y la locura durante cientos de página, normal que prefiera al otro.

Los comentarios están cerrados.