C.S. Lewis, lunes 28 de septiembre de 1931

Entrada dedicada a los lectores cristianos de este blog, y especialmente a los seguidores de C.S. Lewis.

Hoy hace 78 años que el de Belfast se convirtió. Fue en el sidecar de la moto que conducía su hermano, en plena marcha. Veo venir la broma fácil, así que me avanzo: no, no estuvieron a punto de tener un accidente.

Este paso definitivo en su lento abandono del ateísmo comenzó pocos días antes, el sábado 19 de septiembre, durante una conversación con Tolkien y Dyson que terminó a las 4 de la madrugada.

No podía dejar pasar una coincidencia de fechas como ésta, y menos a pocos días de defender un doctorado que trata justamente de Lewis. Tampoco es la primera vez que hablo del británico. Dediqué entradas a dos días que le cambiaron la vida: su llegada al frente durante la Primera Guerra Mundial y el día en que conoció a Tolkien.

Anuncios

9 pensamientos en “C.S. Lewis, lunes 28 de septiembre de 1931

  1. Ya salam! ¿las musulmanas te dan dolor de cabeza? Pero sí las hermanas son dóciles cual corderas…En fin…
    Por cierto, no me llames Mutawa, que la Mutawa es la policía religiosa saudí, para ser exactos, la Comisión para la Prevención del vicio y la promoción de la Virtud.

  2. Hola,

    Me encanta C.S. Lewis. No me he leído las crónicas de Narnia ni cosas así, pero sí: “Cartas a Malcolm (o “Si Dios no escuchara”)”, “Cartas del diablo a su sobrino” y “Mero cristianismo” que reconozco me han encantado.

    Gracias por este post.

    Un lector cristiano de tu blog.

  3. Mutawakil, lo he hecho expresamente. Por eso iba entre comillas. ¿O creías que te iba a salir gratis llamarme “perro infiel”?

    Trueno, el ciclo de Narnia es un poco plastazo, la verdad. Al menos para un adulto. Yo tuve que leerlo porque me metí en el berenjenal. Cuando termine con esto, nunca más pisaré una universidad.

Los comentarios están cerrados.