Acerca de El testamento maya, de Steve Alten

¿Esplendor en la hierba? No, esplendor en el bodrio.

Me da no sé qué meterme con la editorial Vía Magna. Creo que algo bueno han publicado en ciencia ficción y policíaca. Pero claro, cuando cae en tus manos El testamento maya (nada que ver con la abeja), la estrella de su sección de thriller, te pones a temblar. Los otros títulos están en la misma onda: La resurrección maya (del mismo autor, Steve Alten), La herejía azteca (de Paul Christopher), etc. Siempre cubiertas chillonas de originalidad nula y gusto brutalmente kitsch.

Vayamos al asado, como dicen en Grecia. Leer la contracubierta del libro implica poner en riesgo la salud de las sinapsis, de modo que la reservo para un vídeo que colgaré pasado mañana en Youtube. No obstante, ahí va una pista acerca del argumento: un tío superguay descubre que la fecha del fin del mundo según el calendario maya puede ser más que una leyenda. Veamos unas líneas de la página 135:

“Mick niega con la cabeza.

–Por eso te pedí que leyeras el diario de mi padre.

–He empezado a leerlo, pero prefiero que me lo expliques tú en persona. La última vez que estuvimos hablando, me advertiste acerca de una especie de alineación galáctica que iba a orientarse hacia la Tierra a partir del equinoccio de otoño. Explícame eso.

Mick cierra los ojos y empieza a aspirar profundamente, despacio, para obligar a relajarse a sus músculos repletos de adrenalina.”

Madre mía… Y de esto se han vendido miles y miles de ejemplares en todo el mundo. Concretamente, el que tengo en casa pertenece a la 17a edición, lo que implica un mínimo de 20.000 vendidos en lengua española. Y por si fuera poco, la narración está en presente de indicativo, garantía de agobio permanente en un volumen de más de 500 páginas.

No puedo dejar de lado que ésta es la primera parte de una trilogía intitulada “Domain”. Por cierto, Domain es el título original del libro. Es evidente que El testamento maya es una traducción literal. Mas por series que no quede. Alten tiene una tetralogía acerca de un tiburón gigante que se jala al personal con un nivel de escrúpulos más bien inexistente. La cuarta parte se titula Meg: Hell’s Aquarium. Me fallan las rodillas.

En fin, que la versión de El testamento maya, poco acertada como se ve ya en lo que he citado, es de María Cristina Martín Sanz. Ni la conozco ni creo que haya que tenérselo en cuenta. La de traductora es una profesión como cualquier otra y en Carrefour no nos regalan la comida. Además, si por un lado la editorial no te pide que la traducción sea buena porque le da igual, y por otro los lectores de literatura de aeropuerto no van a notar la diferencia, ¿para qué te vas a matar? Por no mencionar lo que sospecho que le han pagado de anticipo, y los royalties ínfimos que probablemente le hayan impuesto.

Anuncios

4 pensamientos en “Acerca de El testamento maya, de Steve Alten

  1. Es que aunque la traductora esté dispuesta a matarse: ¿cómo se arreglan ciertas cosas? El fragmento que has recortado es infumable de fábrica. Alguien debería decirles a los malos autores anglosajones que no sumen páginas (así hasta 500) a costa de que sus personajes “nieguen” o “sacudan la cabeza” en cada línea de diálogo. O a costa de diálogos surrealistas, a base de frases hechas. En fin, que “d’on no n’hi ha no en raja”, que decimos por aquí. Culpa de la editorial por mandar traducir bazofia. Y que conste que tampoco yo conozco a Martín Sanz…

  2. Por cierto, las cubiertas también tienen tela. Propongo un concurso para ver qué editorial las hace más feas. Mi candidata es Gigamesh.

  3. No creo que Gigamesh…

    http://www.gigamesh.com/

    …sea comparable a Vía Magna. Aquélla se dirije a jóvenes fantasiosos mientras que ésta tiene como público a adultos que toman a Dan Brown por autor serio. En mi opinión, las grandes joyas del mal gusto son las cubiertas de las novelas románticas: tío cachas abrazado a tía buena con una puesta de sol al fondo, etc.

  4. Pues no has visto la traducción del Círculo de Lectores . Una pésima traducción de un mal libro . P.e. : “La nave se abrió por detrás” (por la nave se acercó (closed) por detrás) . ..”con su miniatura de caniche” (por su caniche miniatura) ,. “Puede detectar una ballen a cientos de miles de kilómetros” (en órbita de Marte , aproximadamente imagino ) , además de errores en cuanto a fechas , hechos históricos … Glorioso

Los comentarios están cerrados.