Saramago, haznos un favor y retírate ya

Gracias a un contacto en Twitter leí entre estertores esta entrevista. No sólo está escrita con el culo sino que está editada con el esfínter. En el tercer parágrafo, sin ir más lejos, la pregunta de la periodista no se distingue de la respuesta de La Momia.

Dicho esto, ahondaré en tres asuntos.

Primero, “Saramago define su blog como un espacio de reflexión”. No te jode, como todos. Ahora va a patentar la sopa de ajo, por no decir que, entre las izquierdas, la expresión ‘espacio de reflexión’ ya era vieja cuando Walter Benjamin gateaba (por pasajes de dirección única, claro). Oscar a la originalidad megaintelectual.

Segundo, sólo un hortera como la copa de un pino definiría su blog en tanto que un “sismógrafo” que reacciona ante la situación mundial. Un poco más y el colega se revela como El Centinela de Arthur C. Clarke, clavado en la luna hasta que la inteligencia humana lo descubra (véase 2001 de Kubrick para inteligir todo el sentido del asunto; y no, este verbo no existe).

Tercero, que Berlusconi monte fiestorros con chatis en bañador provoca arcadas a millones de varones entre los cuales, inexplicablemente, no me incluyo; mas lo realmente abominable es que el propietario del A.C. Milan decida no publicarle un libro a Saramago. Es sabido que todo aquel que decide no publicar papel impreso es muy mala persona, y si encima el libraco en cuestión es del Nobel portugués, el sujeto ya es peor que los críos de El pueblo de los malditos. Supongo que no me servirá de nada declarar que yo mismo nunca le publicaría nada. Será por eso que no soy editor.

Anuncios

7 pensamientos en “Saramago, haznos un favor y retírate ya

  1. Un pelín chochillo sí que está ya el buen hombre, y ha pasado a ser demasiado sentimental a veces. Yo leo el blog suyo en portgugués y bueno, algunas veces lo saca adelante.

    Tampoco todo lo suyo me a gustado. La balsa de piedra tiene una buena idea pero luego no se sabe a dónde va, y El viaje del elefante cuando uno está por las últimas páginas parece que todavía no ha empezado a contar nada.

    Luego también tuvo algún detalle alucinante como decir que el portugués es tan ajeno en Galicia como el italiano, que me dejaron sin respiración unos segundos, o cuando sin saber a cuento de qué se presentó en Chiapas a hablar con los guerrilleros. Pero bueno, chorradas de las gordas también se las he detectado a Delibes, o a Torrente Ballester.

    Es lo que tiene alguna gente. García Márquez a veces también mea fuera del tiesto, como cuando dijo que no volvería a pisar España y tantas cosas más, y Vargas Llosa la mitad de las veces que habla debería comparecer ante un pelotón de fusilamiento.

  2. Vamos, sed más compresivos con los ilustres puretas, que bastante tienen con lo suyo, leñe… Ya nos llegará a todos la fase de chocheo (en el sentido decadente de la palabra),

    Pero sí, qué duda cabe de que algunas antiguas “eminencias” parecen sacadas del taxidermista…

  3. Una matización, seleucus. Saramago no ataca a Berlusconi porque éste no le publique, sino que Berlusconi ha decidido no publicar más a Saramago porque éste le ataca, y de tu comentario parece desprenderse lo contrario. Aparte de esas calificaciones que no dedicarías al peor escritor liberal-radical-digital (o sea, de derechas de toda la vida). Ay, este blog tan tendenciosillo como a veces… Sobre todo cuando el objeto de comentario circula por la izquierda. Ah, y conste que Saramago no es santo de mi devoción. Aparte de que, como se comprende, yo no uso ni santos ni devoción.

  4. No es mala idea lo de crear el grupo, pero luego hay que administrarlo y todo eso. La muerte a escobazos. Créalo tú y yo me adhiero de inmediato.

    Mefisto, los escritores autoproclamados como voceros-gurú de la izquierda superan con mucho a los de la derecha. Comprenderás que sea terreno abonado. Novelistas que defiendan a Franco hay más bien pocos (afortunadamente) y no se van a llevar un Nobel ni de coña. De los que defienden a Fidel Castro los hay para parar un tren.

    Los motivos de Berlusconi me dan igual porque el capital es privado y los dos son mayores de edad. Otra cosa es que se haya incumplido un contrato firmado. En ese caso, Saramago debería llevarlo a los tribunales.

  5. Saramago es un &%Ç%$ y sus ideas políticas abominables. Como escritor me parece que no vale demasiado, pero reconozco que me gustó (y mucho) su ensayo sobre la ceguera.

    Confío en que en breve le esciba a Santiago Carrillo unas memorias edulcorando sus hazañas, eso seguro que lo borda.

Los comentarios están cerrados.