El regreso, de Bernhard Schlink

Bernhard Schlink está muy de moda últimamente a raíz de la película El lector, basada en su novela homónima publicada por Anagrama. Como no la he leído, me centro en otra novela, El regreso.

Estamos ante una obra de magnitud. Su responsable nació en Bielefeld en 1944 y profesionalmente es juez. Se ve que, al principio de su carrera, se dedicaba a las novelas policíacas, también publicadas en Anagrama.

Voy con el argumento, sin desvelar nada que no esté ya en la contracubierta. El narrador, Peter Debauer, es un chaval que se ha criado con su madre sin conocer a su padre. Los abuelos trabajan en el mundo editorial. Un día, en contra de su voluntad expresa, el chico lee partes sueltas de una novela. En ella, un soldado alemán regresa del frente oriental y se encuentra a su mujer no sólo casada con otro sino también con dos hijas. Dado que el chico no tiene el resto del texto, no sabe cómo acaba.

No obstante, años más tarde y hecho ya hombre, Peter investigará el trasfondo real de esa novela, descubriendo elementos inesperados que remiten a hechos reales sucedidos al finalizar la Segunda Guerra Mundial, relacionados directamente con su padre desaparecido, y emprenderá un viaje tanto físico como espiritual que culminará en un final del todo inesperado.

Schlink teje una novela de altos vuelos, que se apoya constante y explícitamente en la Odisea. A medida que despliega la acción mediante imágenes homéricas, analiza con una agudeza impresionante la obra del poeta griego, deliberando al mismo tiempo acerca de determinados campos del saber humano que jugaron un papel muy importante en el ascenso y caída del nacionalsocialismo. Sin duda, una obra inquieta que no invita al reposo tras su lectura.

Anuncios

Un pensamiento en “El regreso, de Bernhard Schlink

  1. Me regalaron el libro en los reyes del 2008 pero aún no lo he leído. Sí que leí de él tanto El lector (que me encantó) como la serie de Selb, un par de novelas muy buenas.

    Un gran autor.

Los comentarios están cerrados.