La Profecía del Laurel, toma 2

En la película Contact, después de que un terrorista destruya la máquina principal que el Consorcio Internacional está construyendo en los EEUU para que un representante de la humanidad viaje por agujeros de gusano, Jodie Foster descubre estupefacta que en Japón se está montando una de reserva. Normal, nunca se sabe con la de chusma que corre por ahí. Por eso grabé un segundo vídeo en mi casa durante la noche dedicada a La Profecía del Laurel, novelón horrendo de Jesús Ávila Granados publicado por Planeta (asunto: cátaros, cómo no). Una vez más, primero el texto original ininteligible y luego el vídeo:

“Un temor infrahumano, propiciado por un ruido que venía de arriba, hizo me cubriese nuevamente con el capuchón y aproximarme lo más posible a Philippe, y de inmediato encontré esa paz interior plena que transmitía el Perfecto. A pesar de que luego me apercibí que se trataba de un enorme búho que, en el extremo del alero, había cazado un roedor, pero de lo que sí no había duda era que, a causa del pánico, mi corazón estuvo a punto de salirme por la boca.”

“De pronto, a media noche, percibí ruidos extraños procedentes del exterior de las murallas, intentando averiguar qué ocurría, saliendo al pasillo y luego subir, con la mayor precaución y celeridad a las almenas; no tardando en averiguar la causa.”

“Aquellas explicaciones me fueron enriqueciendo en los conocimientos.”

“Aquella información era el revulsivo que necesitaba para decidirme en el paso que iba a dar, el paso que cambiaría el sentido de mi vida. –Pensé.”

“–Yves se sobrecogió al oír el preocupante contenido de la misiva; la situación, no cabía la menor duda, era verdaderamente preocupante. –Comenté para mis adentros.”

Anuncios

6 pensamientos en “La Profecía del Laurel, toma 2

  1. He tenido que releer varias veces cada parágrafo para no perderme. Seá que es demasiado profundo para mí?

  2. What a nightmare!!!
    Está bien esto de reírse a costa de los delirios semánticos/líricos ajenos. Lo del paralelismo con Contact no lo acabo de ver, pero tiene su gracia, es que esa película a mí me produce reacciones contradictorias, es tan absurda como creíble, mejor que los cátaros en todo caso.
    Sois la monda, insisito, estos vídeos yo los pondría en prime-time. LOL!!!!

  3. Me da pena Ávila Granados.
    Me da pena el corrector.
    Me dan pena los lectores que compraron la novela.
    Me dan pena los lectores que compraron la novela y la leyeron.
    Me dan pena (mucha) los que esperan la próxima novela de Ávila Granados.
    Me dan pena los que se reúnen para grabar estos videos y colgarlos para hacer burla y escarnio de un pobre hombre.

Los comentarios están cerrados.