Relatos de Kolimá I, de Varlam Shalámov

La gran editorial Minúscula publicó el año pasado el primero de los seis volúmenes que Varlam Shalámov escribió para legar a la posteridad el horror de los campos de concentración soviéticos en Kolimá. Shalámov (Vólogda, 1907, Moscú, 1982) se los comió en persona, deportado por Stalin al infierno helado de la región que rodea el río Kolimá (o Kolymá), en Siberia. Allí viviría en una prisión blanca, de nieve perpetua, de donde era imposible escapar sin morir congelado. Afortunadamente, lo liberaron el mismo año de la muerte del dictador (1953), pero tardarían tres años más en rehabilitarlo políticamente. La pena es que no viviera suficiente para ver cómo desaparecía la URSS.

En esta primera entrega tenemos treinta y tres cuentos que describen, a veces con todo lujo de detalles, la vida cotidiana en el GULAG soviético (GULAG significa, en ruso, Dirección General de Campos de Trabajo). La descripción es casi costumbrista, como si los prisioneros políticos ya hubieran olvidado qué era llevar una vida normal y hubieran interiorizado totalmente la cotidianidad de un campo de concentración: las partidas de cartas, la comida repugnante o los esfuerzos por hacer que cada día no fuera el último, hasta el extremo de desenterrar cadáveres para quitarles la ropa y pasar menos frío, etc.

La traducción corre a cargo de Ricardo San Vicente, prestigioso profesor de ruso en la Facultad de Filología Eslava de la Universidad de Barcelona. Él mismo ha escrito el brevísimo epílogo que contiene este primer volumen, tan sólo dos páginas que saben a poco.

Anuncios

5 pensamientos en “Relatos de Kolimá I, de Varlam Shalámov

  1. Ya ha salido el segundo volumen, titulado La orilla izquierda, en la misma editorial y por el mismo traductor. Ojalá les dure el impulso para publicar los seis tomos.
    Francamente, me ha sorprendido que no fuera Galaxia Gútemberg quien haya publicado estos cuentos, pero la verda es que el tamaño de Minúscula es bien manejable. Al respecto del tamaño y el contenido: ver Gulag, en Galaxia.
    Slds,

  2. Porfavor seguid recomendando libros para gozar de la lectura.Almenos hay perosnas que saben el valor que tiene un libro… cosa que lamentablemente empieza a escasear!

  3. Pingback: Minúscula

Los comentarios están cerrados.