Vuelve a entrar Priante con El corzo herido de muerte

Mañana iremos de cumpleaños: doscientos años del nacimiento de Mariano José de Larra. Por eso hoy aprovecho para colgar en la pestaña superior “Textos”, en pdf gratis, el capítulo X de la novela El corzo herido de muerte, de Antonio Priante (Cahoba). El año pasado ya colgué el primer capítulo, mas creo oportuno repetir en estas fechas.

La novela es una ficción epistolar basada en las cartas que Larra enviaba a su amigo Ventura de la Vega. Si alguien quiere profundizar en esta obra de Priante, tiene a su disposición los apuntes que usó para su redacción.

Anuncios

9 pensamientos en “Vuelve a entrar Priante con El corzo herido de muerte

  1. Blogs sobre literatura hay muchos. La mayoría se dedican a reseñar obras y a embarcarse en pesadas discusiones sobre gustos literarios. Son pocos los que proporcionan recursos tan interesantes y útiles como esos apuntes. Un enfoque diferente que es muy de agradecer. Sigue así, S.

  2. Leo con mucho interés su blog. Hay cosas que no me quedan del todo claras, así que me gustaría que me contestara a algunas preguntillas, si no es mucha molestia:

    1. Dice usted que escribe el blog para combatir la mala literatura. Bien, pero, ¿cómo sabe uno si un libro es malo o no? Se suelen leer críticas que se contradicen. ¿Ocurre acaso que no todos los críticos son tan lúcidos como para detectar la mala literatura y aislarla de la buena?

    2. Entiendo que hay dos tipos de mala literatura: la escrita con nocturnidad y alevosía -es decir, escritores que esciben malos libros a sabiendas de que lo son- y la literatura “incompetente” -escritores que quieren escribir bien pero no son capaces de hacerlo-. ¿Está de acuerdo conmigo?

    3. En una de sus entradas habla de Mamet. El tío dice algo así como que si muchos especialistas aseguran que uno escribe mal lo mejor es que ese uno deje de escribir… A mí lo de las mayorías siempre me ha parecido un argumento tramposo. Hace usted un apunte al comentario de Mamet: especialistas competentes… Digo yo, si esos especialistas te han dicho que escribes mal -que no tienes talento, en definitiva-, ¿cómo carajo alguien como tú -un “tú” ficticio- sabe si esos individuos son “competentes”? Acaban de decirte que no tienes talento, que no sabes dónde esta lo bueno… Más aún. Es frecuente que muchos críticos condenen obras que depués van a rebelarse como extraordinarias a ojos de otros críticos… ¿Cómo narices se come esto?

    4. Otra vez vamos con Mamet. Este señor habla de dramaturgia, acontecimientos, estructura dramática… Su concepto de relato es, si se me permite expresarlo así, “occidental”. ¿Qué pasa si un escritor se fija en oriente y construye sus narraciones como lo hacen allí, con cierto desinterés por la narratividad -me disculpará; no sé si esta palabra existe…- y más aprecio por el hecho en si, por el paralelismo, por la ausencia de conflicto, por el deleite de la estética? ¿Se podría decir que ese es un escritor malo o que su obra está fuera del contexto cultural propio?

    5. En cierta ocasión un escritor me dijo que quien no publica -aunque escriba- no es escritor, como alguien que compite en carreras profesionales no puede considerarse corredor . ¿Está usted de acuerdo con esta idea?

    En fin, espero que tenga la amabilidad de responderme. Disculpe las molestias y muchísimas gracias de antemano.

    Un saludo.

  3. Hola, Marcos. No es molestia responder algunas preguntas, y menos para un lector del blog (no lo conocía, creo que es la primera vez que comenta).

    1) Entiendo perfectamente la pregunta de cómo sabe un crítico si un libro es malo o no. Digamos que la primera condición es que esté bien escrito gramaticalmente, como mínimo. Ahí no caben excusas porque las vanguardias creativas rompen moldes por otro lado. Es decir, en ciertos aspectos, qué es malo y qué no es algo absolutamente objetivo. El resto ya es más complejo e intuitivo, se aprende con años de práctica. La crítica literaria en un arte, no una ciencia, porque implica madurez interpretativa. Nadie puede ser un gran crítico antes de los 30 como nadie puede ser un gran matemático después de los 30.

    Y sí, hay malos críticos, aunque menos de lo que parece. La crítica favorable a libros claramente espantosos suele deberse a factores profesionales: editores, jefes de prensa, críticos y agentes literarios constituyen una familia, a veces literalmente (parientes de sangre), y no se critican entre sí aunque haya motivos sobrados para hacerlo. En otras palabras: corporativismo.

    2) Totalmente de acuerdo con usted.

    3) Tiene usted razón en lo de Mamet y su argumento de las mayorías, y confieso que me costó escribir esas palabras. ¿Cómo sabes quién es competente? De nuevo, juega cierto peso la intuición más que el hecho de que fulano escriba en este periódico y mengano hable por esa radio.

    4) Sí, Mamet encarna hoy día el paradigma de la dramaturgia occidental con base aristotélica. Supongo que se podría decir de una obra orientalizante que está fuera del contexto cultural propio, pero en absoluto que sea mala por ese motivo concreto. Si yo tuviera que interpretarlo teóricamente en un ámbito dramatúrgico, recurriría a la noción de alteridad y negatividad. Creo que son conceptos adecuados para el caso.

    5) No estoy de acuerdo. Quien escribe y no publica no es escritor profesional (porque no vive de ello), pero desde luego sí que es escritor. El ejemplo clásico del caso es Kafka.

  4. Marcos, sobre el punto 5:

    “…leí una biografía de Emily Dickinson. En esa biografía, ella dice que publicar no es parte necesaria de un destino literario, que un escritor puede no publicar. Bueno, posiblemente tuviera razón. Y recuerdo un caso análogo; el caso de uno de los máximos poetas de Inglaterra, lo cual ya es decir mucho: John Donne, quien creo que no publicó casi nada. El escribía versos, o pronunciaba sermones, y eso circulaba en forma manuscrita.” (Borges, entrevistado por Osvaldo Ferrari)

  5. Muchas gracias por las respuestas.

    Me alegra saber que usted también piensa que quien escribe es escritor aunque no publique nada.

    Por cierto, no entiendo los conceptos de alteridad y negatividad que me cita; mi culturilla no da para tanto.

    Es un placer leer su blog. Seguiré comentando con regularidad. Espero ser bienvenido.

    Un cordial saludo.

Los comentarios están cerrados.