La misteriosa referencia de John Braine en Un lugar en la cumbre

En la novela que reseñé ayer, Un lugar en la cumbre, un personaje de John Braine hace una referencia inesperada a uno de los relatos que Stevenson encajó en Las nuevas mil y una noches. La menciono porque esa obra del escocés no suele leerse, de modo que el parágrafo resultará incomprensible para la inmensa mayoría de lectores:

“–Cuando yo era niña solía imaginarme que la puerta del Sieur de Maladroit estaba en algún lugar cerca de aquí. Me encantaba pasear por los alrededores buscando aventuras.” [Página 59, traducción de Enrique Gil Delgado.]

En mi original está escrito de otro modo, pero es lo mismo: la puerta del señor de Malédroit. Una puerta secreta que el aristócrata del relato usa para pescar a un marido incauto que lave la ofensa familiar de su hija, embarazada y soltera.

Anuncios