Lo infraordinario, de Georges Perec

Obra póstuma de Perec (1936-1982) publicada por primera vez en lengua española gracias a la editorial Impedimenta. Judío francés, su padre murió combatiendo contra los alemanes y su madre en el campo de concentración de Auschwitz. Su apellido real era Peretz.

El autor tenía una vocación experimental que marcó de modo indeleble toda su obra. Junto a textos más al uso, como su novela Un hombre que duerme, redactó rarezas como el lipograma La desaparición (intitulada El secuestro en español), novela en que no aparece la letra ‘e’, la más usada en francés (en español se mantuvo la filigrana evitando el uso de la ‘a’ a lo largo del texto), o Alphabets, donde no repite una consonante hasta haber usado todas las demás.

La traductora, Mercedes Cebrián, nos confiesa que ha pasado por dificultades serias a la hora de traducir esta novela este volumen. No es para menos. Y hay que destacar que ha salido airosa. La gracia de Perec se mantiene en todo el texto, vertido de una forma natural que refleja el carácter fragmentario de la obra: fijación en el detalle, un inventario absurdo bajo el título “Tentativa de inventario de los alimentos líquidos y sólidos que engullí en el transcurso del año mil novecientos setenta y cuatro”, o un compendio del contenido de las supuestas postales (no sé si son reales) enviadas a Italo Calvino bajo el título “Doscientas cuarenta y tres postales de colores auténticos”.

Para terminar, destacamos la buena introducción de Guadalupe Nettel. Y quizá lo único que se pueda reprochar al editor sea que no haya añadido un índice.

Anuncios

6 pensamientos en “Lo infraordinario, de Georges Perec

  1. Me alegra que dediquéis un espacio a Perec. Sólo es necesario puntualizar que no se trata de una novela, sino de una colección de textos dispersos reunidos.
    Gracias.

  2. No eres obtuso, sino que hay textos que no tienen sentido y tampoco hay que buscárselo. Es un libro indudablemente friki y para lectores del autor, en las antípodas de “para todos los públicos”.

Los comentarios están cerrados.