La pérdida de la razón, de Horacio Vázquez-Rial

Tercera novela de Horacio Vázquez-Rial que reseño en este blog, después de las magistrales El soldado de porcelana y El camino del norte. Y tercer novelón también magistral, esta vez más encuadrado en la serie negra.

La pérdida de la razón la publicó Ediciones B en 1999, y curiosamente tiene la misma portada que Cómo destruir ángeles, de Sergi Puertas: los pies etiquetados de un muerto en la morgue. Palabra que no tengo nada que ver. El libro ha estado en mi biblioteca durante años, intacto. Encima me escribe una amiga para decirme que esa portada la usó también Lorenzo Silva en su libro Nadie vale más que otro. Eso pasa cuando se usan fondos fotográficos de pago: miles de socios (editores, diseñadores, creativos…) acceden a las mismas fotografías legalmente.

El argumento: un escritor de fama aparece asesinado en el Caribe. Se lo conocía por dos nombres, Celestino Gómez y Mariano Urrutia. Uno oficial y otro artístico, aunque los dos tan falsos como la personalidad de un pobre hombre que intentó construirse por fuera pero sólo consiguió desconstruirse por dentro. Amigos y conocidos se cruzarán en la historia hasta que sepamos quién y por qué. Mientras tanto, gozaremos con una narración de primera línea, cargada con todo el peso intelectual de Vázquez-Rial y buena parte de su epistemología. Elijo esta palabra a sabiendas. El argentino cada vez me recuerda más a Philip Roth. No en vano es uno de sus escritores predilectos.

Anuncios

4 pensamientos en “La pérdida de la razón, de Horacio Vázquez-Rial

  1. Muchas gracias, señor editor, por la recomendación. Tomo nota.

    [Pero tenga la bondad de corregirse y poner “cubierta” donde dice “portada”, que esta clase de errores (confusiones, más bien) suena muy mal en boca de alguien como usted. Que lo digan en Planeta, tiene en un pase; pero que lo diga alguien que ama y respeta a los libros, no. (Luego borra este mensaje y ya está.)]

Los comentarios están cerrados.