Carlos Ruiz Zafón comunica que dejará de escribir para siempre y hasta que el sol se apague

Ayer, en vísperas del 28 de diciembre, Carlos Ruiz Zafón convocó una rueda de prensa urgente en la Sala de Actos del edificio Planeta, sito en la Avenida Diagonal de Barcelona. Rodeado de periodistas y con una visible afectación en su faz, declaró que jamás perdonará a su editor, Emilio Rosales, que lo haya mantenido engañado “por espacio de” tanto tiempo, haciéndole pensar que sus libros valen más que la tinta de calamar usada en el proceso de impresión, a lo que Rosales, más conocido como “el interfecto”, respondió que de no ser por él habría prevalecido el nombre original de La sombra del viento, que era La sombra del nabo (se supone que vegetal). Acto seguido, Zafón añadió que nunca más volverá a deambular “entre los entresijos” ni por “pasillos” ni “gallerías en espiral” (consúltese un tratado de arquitectura para saber si tales estructuras son siquiera físicamente posibles), y que dedicará sus millones a su ONG Tinta sin Fronteras destinada a salvaguardar del calentamiento global, precisamente, a los calamares que tanto han hecho por él hasta la fecha.

De este modo, se suspende sine die, ad calendas Græcas y gracias a Dios la publicación de las otras dos entregas de la tetralogía zafoniana de Barcelona.

Anuncios

7 pensamientos en “Carlos Ruiz Zafón comunica que dejará de escribir para siempre y hasta que el sol se apague

  1. Pobre Sergi Doria, ahora que había conseguido colocar (no se puede ser más fenicio y oportunista) su último engendro-mamotreto acerca del insigne juntaletras, va el tío y se descuelga del negocio. Snif.

    Dice la página oficial de la Universidad Internacional de Cataluña (valga el doble oxímoron): “Sergi Doria, profesor de Periodismo de la UIC, plantea en su nuevo libro un paseo guiado por Barcelona a través de la mirada del escritor Ruiz Zafón, y a partir de tres de sus novelas ambientadas en distintas épocas de Barcelona: Marina, La sombra del viento y El juego del ángel. La Guía de la Barcelona de Carlos Ruiz Zafón transporta al lector a diferentes períodos de Barcelona; con Marina, a los años 80; con La sombra del viento, a los años de posguerra, y con El juego del ángel a la época del pistolerismo y de la exposición del 29.

    La guía de Doria repasa ocho rutas: la Rambla, el Raval, la Catedral, la Ciudadela y el mercado del Borne, donde se inicia Marina; la plaza Cataluña y las mansiones de la zona alta donde vivía la enamorada del protagonista de La sombra del viento, y los palacios y cementerios de Gaudí, donde el protagonista de El juego del ángel visita a sus difuntos.

    El libro no sólo hace referencia a los personajes sino que también realiza pequeños homenajes a monumentos o lugares emblemáticos de la historia barcelonesa, como “El cafè dels quatre gats”, la fuente de Canaletas o el tranvía azul. De este modo, el libro recorre no sólo la ciudad real sino también la novelesca, la que describe Carlos Ruiz Zafón en sus novelas.

    La guía ofrece, además, una descripción de los personajes de cada obra, mapas que sitúan las rutas y diversas fotos que transportan al lector hacia la lectura de los libros de Zafón”.

    Hay que joderse con el tipo. La universidad agoniza cuando mediocres de tres al cuarto venden su alma lacayuna al mejor postor. Y nadie los echa con su top manta a la puta calle. Sic transit.

Los comentarios están cerrados.