Una novela rusa, de Emmanuel Carrère

Carrère (París, 1947) es el responsable de Yo estoy vivo y vosotros estáis muertos, una biografía de Philip K. Dick (Minotauro), aunque saltó a la fama hace unos años con la novela El adversario, también publicada por Anagrama. Nos confiesa que esa obra lo dejó agotado y que creyó encontrar unos momentos de solaz en la composición de Una novela rusa. Por lo visto, se equivocó.

Este libro continúa en la senda trágica que marca la vida y los intereses del autor. Algunos no escapan al Destino por más que aceleren (y no me refiero a la editorial del Grupo Planeta). La narración se inicia con la historia del último prisionero de guerra húngaro en la Unión Soviética, un hombre desquiciado a quien repatriaron medio siglo después de que terminara el conflicto. Pero entonces salta a la vida del abuelo de Carrère, ruso desaparecido en 1944. Y todo mezclado con las fantasías eróticas, inconexas y hasta cierto punto ajenas a la estructura del libro, que Carrère tiene con su amante.

Por qué catalago un libro tan irregular en “Recomendaciones literarias” es casi un misterio para mí mismo. Sólo puedo decir que Carrère es un narrador prodigioso a pesar de que se le vaya la mano tan a menudo.

Anuncios

Un pensamiento en “Una novela rusa, de Emmanuel Carrère

Los comentarios están cerrados.