Buscando a Marilyn, de Ignacio Carrión

Segundo libro que Rey Lear publica de Ignacio Carrión, y segundo acierto. Igual que con India, vagón 14-24, se trata de un texto ya publicado. Es este caso, en la revista Diario 16 del 19 al 25 de julio de 1987.

Durante el verano de 1987, Carrión recorrió los Estados Unidos para rastrear las huellas de Marilyn Monroe. Era el 25º aniversario de su muerte. Este pequeño volumen constituye el compendio del viaje: descripciones acuradas, entrevistas a quienes la conocieron (ex maridos incluidos), etc. Confieso que la portada es una de las mejores que he visto en mi vida.

Anuncios

4 pensamientos en “Buscando a Marilyn, de Ignacio Carrión

  1. Hablando de contraportadas; Ayer de nuevo en la Fnac por cuestiones académicas (de mi adolescente), volví a preguntar por Viaje con Venus -¡admito que tengo ganar de leerlo!- y el dependiente me dijo que desde que apareció en “la contra” se había agotado rápidamente.
    Le pregunté que quién era el entrevistado pero no sé qué me dijo…creo que se aburren ¿Verdad?.

  2. ¿Han hablado de Terzakis en “La contra”? ¿De La Vanguardia? Ni el editor ni yo nos hemos enterado. Indagaré por internet.

    Mujer, encarga el libro y que te llamen cuando lo tengan. Ya sé que es un palo, pero con la masificación de las librerías la cosa funciona así. No tienen suficientes metros cúbicos en los almacenes.

  3. ¡Gracias por tus consejos! hace un tiempo que leo libros y me busco la vida. Y mira da la casualidad que India Vagón 14-24 y algún otro de los que tú recomiendas los encontré sin necesidad de pedirlo y recibir mensajitos en El Corte Inglés.

    Por favor si encuentras la entrevista de La Vanguardia dilo. Yo no me lo creí. Di por hecho de que tú lo hubieras comentado.De ahí lo de que se aburren o quieren enrrollarse con las clientas.

    Bye.

  4. Bueno, cuando yo estaba en IKEA huíamos de los clientes en la medida de lo posible. Supongo que en la FNAC hacen lo mismo, aunque tratar con muebles no sea lo mismo que tratar con libros. Y me consta que, en El Corte Inglés, trabajar en la sección de libros se considera un castigo. Imagínate.

Los comentarios están cerrados.