La Gran Bestia: Vida de Aleister Crowley, de John Symonds

Empecemos hablando muy brevemente del biógrafo, John Symonds (1914-2006). Fue albacea y editor de Aleister Crowley, amén de periodista y escritor de literatura infantil (me gustaría echar un vistazo a su obra, porque escribir para menores y ser el editor de Crowley no casan demasiado bien). Este libro es la obra definitiva acerca de Crowley, actualizado con nuevos elementos. Una puesta al día muy bien hecha.

Por otro lado, el traductor y prologuista es Javier Martín Lalanda, profesor en la Universidad de Salamanca y especialista en la vida y la obra de Crowley, por lo que deduzco.

Veamos ahora al protagonista de la función. Edward Alexander Crowley (1875-1947) fue un ocultista que ya mencioné cuando hablé del genial Arthur Machen. Pero fue más que eso: un tarado absoluto pagado de sí mismo, como demuestra este libro absolutamente revelador que pone todas las cartas sobre la mesa. No engaña a nadie: a quien le guste, perfecto; a quien no, también.

Supongo que los ecologistas pedirían su cabeza si siguiera vivo y supieran que crucificó un sapo, pero eso son minucias. Lo que cuenta esta biografía va más allá. Personalmente me ha informado de detalles que ignoraba. Para mi sorpresa, Crowley no tenía interés alguno por el arte: ni literatura, ni pintura, ni música. Nada. Su única misión era encarnar su máxima “Haz lo que quieras”, sin tapujos ni cortes, y subvertir mediante escándalos todo orden establecido. Las drogas, el alcohol y el sexo se limitarían a ponerlo a la altura de cualquier estrella del rock de los setenta, mas sería poco. Crowley, provocador nato, comió defecaciones (literalmente), fundó fue miembro de la secta Hermetic Order of the Golden Dawn (Orden Hermética del Amanecer Dorado), se consideró la reencarnación del Papa Alejandro VI y se puso sobrenombres tan pomposos como “La Gran Bestia 666”, “Alastor el Destructor” y “El Vagabundo de la Desolación”. Más allá de eso, hay un largo etcétera.

En suma, libro óptimo para ahondar en el personaje y en las corrientes de aquella época postvictoriana.

Anuncios

5 pensamientos en “La Gran Bestia: Vida de Aleister Crowley, de John Symonds

  1. Emmm….. Crowley nunca fundó la Orden de la Aurora Dorada, eso se puede corroborar en cualquier sitio serio de internet que hable del tema y si le interesaba el arte…. de hecho escribió varias obras de teatro (actuó algunas también), poesías, novelas, realizó hasta traducciones de otros libros al inglés, y hay montones de pinturas realizadas por él. De hecho se hizo una exposición de las mismas en el 2002, si mal no recuerdo en Inglaterra.
    Si esta información tan básica no figura en el libro o aparece erronea como en el artículo de más arriba, la verdad que no vale la pena gastar un platal por un libro de 860 páginas de este calibre.

Los comentarios están cerrados.