Terminología editorial: subterfugios

A lo largo de mi corta carrera en la profesión, he oído expresiones de índole variada. Alguna ya os la comenté, como cuando una editora me dijo “nosotros vamos a lo que vamos” (léase: a forrarnos vendiendo bazofia infecta). Otras no; por ejemplo, la que me dijo un editor, preocupado por mi propuesta: “Pero ¿esto no será demasiado literario?”.

Ayer, en el suplemento “Cultura/s” de La Vanguardia, Sergio Vila-Sanjuán recogía expresiones al uso, una jerga que supuestamente hay que dominar para moverse dignamente en la jungla. Las extrae de un libro italiano, I mestieri del libro. Dall’auttore al lettore (El arte del libro. Del autor al lector), de Oliviero Ponte di Pino, quien a su vez se basa en un diccionario que se ve que circulaba por la Feria del Libro de Frankfurt, terminada hace pocos días. Son tan divertidas como indicativas del nivel de memez que se puede alcanzar. Cito unas pocas, y el orden será: primero, inglés; segundo, traducción literal; tercero, significado real. Veamos:

Commercial – comercial – basura que se vende

Really commercial – realmente comercial – basura que a lo mejor no se vende

Beautiful descriptions – bellas descripciones – aburrido e inútil

Very well written – muy bien escrito – a veces te encuentras frases con más de siete palabras

Positive response – buena acogida – hasta ahora no lo ha contratado nadie

It is very much talked about – se habla muchísimo – porque nadie se lo ha leído

Couldn’t stop reading it – no podía parar de leerlo – me lo he tenido que leer esta noche” [página 11 del suplemento, he cambiado las cursivas y las negritas porque no me parecían bien puestas]

Anuncios

3 pensamientos en “Terminología editorial: subterfugios

  1. Una joya al respecto: Me contó Antonio Priante que, hace años, presentó su novela “El corzo herido de muerte” a un editor de Madrid (tengo el nombre). ¿Qué le contestó el editor después de leerla? ¿Que la publicaría? ¿Que no la publicaría? No, nada de eso. Le dijo: “Es una novela muy hermosa, lástima que no se publique”.

  2. Si tienes mucho interés te mando el análisis de una de mis novelas que me hizo una agencia, y lo que querían hacer con ella y a dónde mandarla.

    Vamos, que les dije que gracias por el pescado pero que casi mejor que no. Tuve mal cuerpo toda una semana.

Los comentarios están cerrados.