Cómo no hay que escribir, V: Epílogo planetario sangrante

Visto lo visto, parece mentira que ese librito que me regalaron dé para más. Pero vaya si da. Al final, en unas últimas páginas antológicas, el editor compendia numerosas obras bajo los epígrafes que ahora veremos. Junto a los títulos, fotos en blanco y negro de las cubiertas (pongo vínculos a algunas para que las veáis si osáis) y frases publicitarias absolutamente criminales. Y si no quieres caldo, dos tazas: lo peor es que mezcle esos espantos con obras de talla incuestionable como El perfume, de Süskind. Veamos:

Sección “Bestseller Internacional”

El testamento de Judas, de Daniel Easterman: “Una novela trepidante y profética en la que la realidad y la ficción se mezclan de forma espeluznante.” [Tú sí que eres espeluznante]

Los ladrones del Cielo, de Richard Doetsch: “El robo parecía sencillo, pero el castigo sería universal.” [Se me va a licuar el cerebro]

La Hija de Dios, de Lewis Perdue: “Una inquietante intriga que desvela el secreto mejor guardado por la Iglesia Católica.” [No es amor, es obsesión]

Assassini, de Thomas Gifford: “El papa Borgia les dio el poder. Hoy tienen en sus manos el destino de la Iglesia Católica.” [Lo dicho]

La conjura sixtina, de Philipp Vanderberg: “La obra que puede hacer tambalear los cimientos del cristianismo.” [Zzzzzzzzzzzzz]

El laberinto, de Kate Mosse: “Separadas por ocho siglos, dos mujeres guardan el Santo Grial…” [Zzzzzzzzzzzzzzzzzzzzzzzzzzzzzzzzzzzzzzzzzzzzzzzzzzzzzzzzzzzz]

El noveno círculo, de Fernando S. Llobera: “Un asesinato señala el inicio de una serie de crímenes en el Madrid actual. El hilo conductor: La Divina Comedia.” [Menos mal que es el Madrid actual, porque el de los sumerios…]

La profecía Romanov, de Steve Berry: “Un thriller trepidante basado en un gran enigma de la Historia.” [‘Historia’ con mayúscula, ¿eh? A la Hegel]

La señal de la cruz, de Chris Kuzneski: “Una vertiginosa aventura de pecados y secretos” [Para, que me mareo]

El código Lucifer, de Michael Cordy: “¿Qué nos pasa después de la muerte?” [¿Me lo preguntas a mí?]

El egiptólogo, de Arthur Phillips: “El descubrimiento de la tumba de Tutankamon abrirá las puertas de una serie de apasionantes intrigas…” [Normal, si se titula El egiptólogo]

La marea hambrienta, de Amitav Ghosh: “Una historia fascinante, de un exotismo y una riqueza sin igual.” [Hasta el colon y sin piedad]

La vuelta al mundo en 80 citas, de Jennifer Cox: “A veces el hombre de tus sueños no está a la vuelta de la esquina…” [De hecho, a veces ni siquiera está]

Sección “Novela Histórica”

Ex libris, de Ross King: “Códigos cifrados y falsificaciones se dan cita en esta apasionante novela ambientada en el siglo XVII.” [Eso es una cita y lo demás son tonterías]

El atlas furtivo, de Alfred Bosch: “En la Europa del siglo XIV, de judíos, moros y cristianos, de catedrales y ambiciones infinitas, un mapa podía transformar el mundo…” [Me has leído la mente, justamente le dije esa frase a un amigo el otro día]

El tesoro de los templarios, de Hanny Alders: “La fascinante narración que evoca una época llena de interrogantes.” [Por evocar que no quede]

El sueño de Escipión, de Iain Pears: “Una apasionante novela histórica de intriga mundialmente aclamada.” [¿Qué aclaman? ¿La novela o la intriga?]

La dama y el león, de Claudia Casanova: “La esencia de la novela de aventuras.” [Zoofilia que ha desbancado a Conrad y Stevenson, y yo sin enterarme]

Sección “Novela/Relatos”

Flor de invierno, de Angela Davis-Gardner: “Una emotiva novela de sentimientos e intriga.” [¡Wow! ¡Sentimientos e intriga, todo junto!]

Sección “La Romántica de Booket”

Amar a un caballero, de Nicole Jordan: “Una aventura clásica de caballería combinada con un contenido erótico de alto voltaje.” [¿Pero quién coño es el anormal que ha escrito una frase como ésa?]

Fuego en tus manos, de Nicole Jordan: “El relato cautivador de una pasión indómita” [Voy al lavabo; cubierta: infelices dándose el lote]

Una primavera para pecar, de Jo Goodman: “Hay secretos que es mejor no desvelar y deseos que es mejor no tener” [Ya he regresado del lavabo; cubierta: tío cachas a punto de … a una que se le derrite en los brazos, todo sobre fondo azul con mansión y caballo al galope]

El highlander apasionado, de Julia London: “Él juró capturar a la mujer que una vez lo encarceló en cuerpo y alma…” [A ver, en serio: ¿La novela se titula El highlander apasionado?; cubierta: macizo hortera a punto de dejarse caer por el Día del Orgullo]

THE END

Anuncios

5 pensamientos en “Cómo no hay que escribir, V: Epílogo planetario sangrante

  1. JAJAJAJAJAJAJAJA!!!!! He llegado a llorar de la risa… Cuando les da por católicos, conspiraciones y órdenes secretas… joder, casi lo convierten en un nuevo género.

Los comentarios están cerrados.