Fallo los Premios Seléucidas 2007

Bien, ya es treinta y uno de diciembre, de manera que ha llegado el momento de entregar los Premios Seléucidas, encarnados momentáneamente por mi Godzilla:

godzilla_edited.JPG

Las condiciones para que yo tome en consideración un libro son:

1. La primera edición del libro tiene que haberse puesto a la venta durante el año que hoy termina, y debo haber hablado de él en el blog.

2. Dicha primera edición tiene que serlo por parte de la editorial que lo publica, es decir, no tiene que ser la primera en sentido absoluto, excepto en la categoría de Mejor Autor, quien además debe estar vivo (eso excluye a muertos vivientes como Rosa Regàs).

Quiero subrayar que ni me he guiado por amiguismo ni he invitado a ministros, como se hace en otros premios con más dinero en juego (yo no tengo un euro, lamentablemente).

Así, me he roto la cabeza para crear unas categorías que puedan perdurar tantos años como vaya a hacerlo el blog mismo, es decir, hasta que el sol se apague o yo fenezca. El resultado: un total de doce, de las cuales nueve son positivas y tres negativas. Y el fallo de la 1ª Edición de los Premios Seléucidas ha sido el siguiente:

Premios Seléucidas 2007 a la Excelencia

Mejor Autor: Antonio Priante, por El corzo herido de muerte (Cahoba)

Mejor Compendio de Cuentos: La reliquia viviente, de Iván S. Turguéniev (Atalanta)

Mejor Editorial: Periférica

Mejor Novela de un Autor del Proyecto Seléucida: Saide, de Octavio Escobar (Periférica)

Mejor Novela en General: El retorno de Filip Latinovicz, de Miroslav Krleža (Minúscula)

Mejor Novela Negra: Sin hogar ni lugar, de Fred Vargas (Siruela)

Mejor Otro: La cocina del Quijote, de Cesáreo Fernández Duro y Miguel López Castanier (Rey Lear)

Mejor Traducción: Ramón Sánchez Lizarralde, por la traducción del albanés de La hija de Agamenón & El Sucesor, de Ismail Kadare (Alianza)

Mejor Volumen: Claus y Lucas, de Agota Kristof (El Aleph), título general para la trilogía compuesta por El gran cuaderno, La prueba y La tercera mentira

Actualización de septiembre de 2008: la ganadora retroactiva del premio Litteraturæ Magistra (Maestra de Literatura) 2007 es Paula Fox (Nueva York, 1923), por toda una vida dedicada a la alta literatura.

Premios Seléucidas 2007 a la Decadencia

Cubierta Más Espantosa: Una cerilla encendida como cubierta del libro Jugando con fuego, de Peter Robinson (RBA)

Novela Más Impresentable: El amante de Shangai, de Michèle Kahn (Grijalbo)

Peor Frase Publicitaria: “Una novela tan vívida que quemará los dedos incluso a los detractores de los thrillers más programáticos”, por la revista People y reproducida en la cubierta de Jugando con fuego, de Peter Robinson (RBA)

Anuncios

7 pensamientos en “Fallo los Premios Seléucidas 2007

  1. Pingback: El Blog de Manuel Delgado

  2. Gracias por tus palabras. Hago lo que puedo en un mercado saturado de libros.

    Hoy he comenzado a publicar las entrevistas a algunos de los ganadores de los premios. Quien quiera leerlas, las irá encontrando paulatinamente en la categoría de “Entrevistas”.

  3. I. Miscelánea de títulos (imprescindibles) no mencionados: Mis venenos, de Sainte-Beuve, en Artemisa; El discurso vacío, de Mario Levrero, en Caballo de Troya; Infancia, de Jona Oberski, en Byblos; La maleta de mi padre, de Orhan Pamuk, en Mondadori; La lengua exiliada, de Imre Kertész, en Taurus; y para concluir, las muy entretenidas memorias de Esther Tusquets, Habíamos ganado la guerra, en Bruguera. (Por cierto, este último libro merece, sin duda, un comentario más prolijo y detallado.)

  4. II. Por lo demás, la elección de títulos, toda vez que obedece a un principio común (por lo general los buenos libros tienen detrás editores con criterio literario y estético) es coherente y acertada.

    Excelentes las obras de Fred Vargas y Antonio Priante, aunque su epítome es el libro de Miroslav Krleza, magnífica novela de autor desconocido por estos pagos. Reconforta comprobar cómo algunas (pocas) editoriales saben hacer bien su trabajo: minúscula es un ejemplo palmario; también El Cobre, Rey Lear, Periférica, o la recién nacida Caballo de Troya. Esperemos que, en este sentido, 2008 sea un año propicio.

  5. Pingback: El Proyecto Seléucida en Singapur » Entrevista a Ramón Sánchez Lizarralde, traductor de Ismail Kadare, por el premio que le concedí

Los comentarios están cerrados.