Problema de fondo

Para hablar de política ya hay otros blogs. Sin embargo, lo que me pasó el otro día mientras aún estaba en Barcelona se merece una entrada.

Quedé con unos amigos y allí estaba un conocido mío, un chaval de unos 24 años que vive con sus padres en una casa con jardín y piscina. No trabaja y se ha tomado su tiempo para encontrar su lugar en el mundo y terminar la carrera. Como es natural, fiestas nocturnas no le han faltado.

Nos pusimos a hablar de Singapur. Fue entonces cuando soltó la burrada:

“¿En Singapur se reparte la riqueza?”

Cuánto más estúpidas son las preguntas, más difícil es contestarlas. Le respondí que sí, que se reparte en moto como las pizzas.

Que la juventud española tenga esta mentalidad me confirma que hice bien en irme y que lo mejor es no volver. En España no hay futuro. No lo habrá hasta que los universitarios, quienes se supone que deben tirar del carro intelectual a medio plazo, sean capaces de hacer la pregunta correcta:

“¿Se dan en Singapur las condiciones adecuadas para que te ganes la vida decentemente mediante tu esfuerzo personal?”

La respuesta es sí: burocracia mínima, impuestos indirectos bajos, 3% de paro y seguridad jurídica. El resto es para quienes viven en la irrealidad misma.

About these ads

3 pensamientos en “Problema de fondo

  1. Claro, cuando en mi casa aparece la política, siempre tengo que matizar la común pregunta de por qué gana la derecha si es “el partido de los ricos” con la definición de la palabra “popular”. También el otro día tuve que oír a alguien extrañado de que Urdangarín esté imputado de corrupción porque “es de familia rica”.

    Lo más gracioso es que ciertas personas te aconsejan no irte, alegando que el extranjero es caro y que estás lejos de la familia.

  2. ¿Caro el extranjero? A ver, no sé en Lietchenstein, pero diría que la vida en la mayoría de países civilizados es más barata que en España. Especialmente, Madrid y Barcelona son carísimas, más que Berlín, París o Roma, y sin tener el peso político y económico de ésas tres en el mundo.

  3. Las personas de las que hablo no son expertos en emigración, sino gente que sabe que el hijo de la Juana fue a Inglaterra, pongamos, y su familia tuvo que enviarle dinero porque ganaba poco. Por supuesto, ante razonamientos como el tuyo, estas personas te repetirán la desventura del hijo de la Juana a gritos hasta que se te quiten las ganas de discutir.

Deja un comentario

Introduce tus datos o haz clic en un icono para iniciar sesión:

Logo de WordPress.com

Estás comentando usando tu cuenta de WordPress.com. Cerrar sesión / Cambiar )

Imagen de Twitter

Estás comentando usando tu cuenta de Twitter. Cerrar sesión / Cambiar )

Foto de Facebook

Estás comentando usando tu cuenta de Facebook. Cerrar sesión / Cambiar )

Google+ photo

Estás comentando usando tu cuenta de Google+. Cerrar sesión / Cambiar )

Conectando a %s