El pa que s’hi dóna

(Para los que no habláis catalán, esta expresión significa “el pan que se da” y se usa para indicar que esto es lo que hay).

Érase una vez un tipo más listo que Mourinho. Se llamaba Sir Thomas Stamford Bingley Raffles y, a modo de presagio, nació a bordo de un barco cerca de Jamaica en 1781. A los 14 años entró en la Compañía Británica de las Indias Orientales, y después de trepar lo que no está escrito fundó Singapur como colonia británica el 29 de enero de 1819. Pocos días después, el 6 de febrero, traspasaría poderes a la todopoderosa Compañía. Ahí queda eso. Feneció en Londres en 1826.

Raffles no era un tipo cualquiera para su época, y tampoco lo sería ahora. A su inteligencia y habilidad prácticas se sumaba el desprecio por el comercio de esclavos y las peleas de gallos, como demostró en más de una ocasión de palabra y obra. En su honor, uno de los mejores sitios para comer o comprar en Singapur es el Raffles City Shopping Centre, edificio que conecta directamente con la parada de metro City Hall y que se extiende bajo tierra con tiendas y restaurantes:

El resto es historia. Singapur cayó en manos japonesas durante la Segunda Guerra Mundial, en una de las derrotas más dolorosas e inesperadas del ejército británico. Los japos no están muy bien vistos por aquí porque aún se recuerdan las barbaridades que cometieron entre la población local. Luego, con la disolución del Imperio Británico, Singapur formó brevemente cierta unidad con Malasia (quizá el único país en el mundo que es federación y reino al mismo tiempo) hasta la independencia total, declarada el 9 de agosto de 1965. Actualmente somos 5 millones de habitantes en un archipiélago que equivale a 7 veces Barcelona.

En 1976, el PAP (People’s Action Party), el partido casi único que aún hoy gobierna el país, abandonó la Internacional Socialista antes de que lo expulsaran y decidió definitivamente la línea a seguir para un país artificial de las siguientes características: 1. El 75% de la población es china sin dialecto ni religión comunes; 2. El 15% es malaya musulmana; 3. Hay otras minorías con otras lenguas y religiones, de modo que el conjunto es un cuadro muy inestable que podía reventar en cualquier momento dada la ausencia militar británica; 4. Indonesia es un vecino hostil musulmán demográficamente apabullante.

Y la línea sería ésta, ni más ni menos: el partido gobernaría el país evitando conflictos étnicos y religiosos mediante un conservadurismo moral, con pena de muerte incluida (aplicada unas 10 veces al año de media), ligado indisolublemente a un sistema liberal clásico en muchos aspectos de lo económico (no en la vivienda, dado que el 75% es de protección oficial), como se ve en la clasificación anual de la Heritage Foundation. Eso se traduce en un paro bajo, reflejado en 30 años consecutivos por debajo del 6%, que evita que se generen bolsas de pobreza. Aquí tienes todas las facilidades del mundo para ganar dinero (burocracia mínima, impuestos bajos, etc.) siempre que no hables de política ni religión. Pero si eres ciudadano o residente permanente, se te va el 20% del sueldo en concepto de pensión de jubilación pública.

Militarmente, Singapur es la discreción personificada aunque todo el mundo sepa de qué va la cosa (F-15, F-16, helicópteros Apache, fragatas y unas fuerzas especiales con mucha mala leche). Es el cuarto aliado militar del Reino Unido en la Commonwealth tras Canadá, Australia y Nueva Zelanda. Ha participado en las dos guerras de Irak y en la de Afganistán sin que nadie se dé cuenta, y en virtud de la discreción mencionada es ampliamente desconocido el hecho de que sus aliados principales fuera de la anglosfera son Alemania e Israel (cuya embajada está protegida por el destacamento de Gurkhas nepalíes estacionado en estos lares).

Singapur forma parte del Five Power Defence Arrangements junto con el Reino Unido, Australia, Nueva Zelanda y Malasia. Este tratado garantiza que Malasia y Singapur son intocables para los otros tres Estados. Concretamente, los F-18 de la RAAF en la base de Tindal (norte de Australia) están destinados a la defensa inmediata de Singapur si fuera necesario. Cabe destacar que las relaciones con China y Taiwán no pasan de normalitas, al contrario de lo que se podría pensar.

Parece claro que meterse con esta gente saldría caro. Por si fuera poco, aquí todos los varones saben disparar. El servicio militar es obligatorio y cada cierto tiempo se hacen ejercicios de refresco para asegurar la supervivencia de un Estado muy pequeño donde se concentra una de capital internacional para parar un tren. No en vano Singapur es el cuarto centro financiero del mundo, incluso por delante de las dos ciudades suizas de la lista. O será casualidad.

About these ads

8 pensamientos en “El pa que s’hi dóna

  1. Pingback: Tweets that mention Proyecto Seléucida » El pa que s’hi dóna -- Topsy.com

  2. Fantàstic report Francesc, interessant i molt amè en la seva exposició.Singularitat total la de Singapur, que entenc s’ha de conèixer de primera ma per poder jutjar la adequadament.
    Sobre el paper el sistema de descrius pot semblar indigest i expeditiu per un occidental, però segur que també compte aspectes positius que aquí a occident serien de difícil implementació social, tot i que podrien esser necessaris tal com estan les coses. Salutacions!

    Fantástico reporte Francesc, interesante y muy ameno en su exposición. Singularidad total la de Singapur, que entiendo debe ser conocida de primera mano para poder juzgar adecuadamente.
    Sobre el papel, el sistema de describes puede parecer indigesto y expeditivo para un occidental, pero seguro que también cuenta con aspectos positivos que aquí en occidente serían de difícil implementar socialmente, aun pudiendo ser necesarios tal y como están las cosas. Saludos!

  3. Marco Polo envia su informe, sustancioso y fresco. Y llega a tiempo. El proyecto de blitzkrieg ya estaba listo, a la luz de esta comunicacion lo hemos desarticulado, redirigiendo nuestras fuerzas hacia Andorra, que parece mas asequible.
    Confiamos en que nuestro hombre en Singapur se cuide, use la bufanda que le tejio la nona. no deje huellas, no olvide la lengua y su dialecto, i torne al Born antes de que se le achinen los ojos, aunque solo sea para comerse unos turrones.

Deja un comentario

Introduce tus datos o haz clic en un icono para iniciar sesión:

Logo de WordPress.com

Estás comentando usando tu cuenta de WordPress.com. Cerrar sesión / Cambiar )

Imagen de Twitter

Estás comentando usando tu cuenta de Twitter. Cerrar sesión / Cambiar )

Foto de Facebook

Estás comentando usando tu cuenta de Facebook. Cerrar sesión / Cambiar )

Google+ photo

Estás comentando usando tu cuenta de Google+. Cerrar sesión / Cambiar )

Conectando a %s